Lino celebra su segunda corona como manager en LIDOM

29_01_2020 HOY_MIERCOLES_290120_ Deportes3 B

Para Lino Rivera, la final del béisbol invernal de la República Dominicana este año fue su tercera en cuatro años.
Subcampeón con los Tigres del Licey, campeón con las Aguilas Cibaeñas y ahora campeón con los Toros del Este, Rivera se siente un hombre bendecido por Dios.
“Yo creo que Dios me ha dado muchas bendiciones y oportunidades de tener buenos equipos de béisbol”, dijo Rivera luego de coronarse campeón por segunda ocasión en su carrera.
El dirigente boricua dedicó el triunfo a su padre, quien falleció en medio de la temporada 2019-20.
“Sé que papá estaría orgulloso y habría estado muy contento si hubiera podido verme”, agregó Rivera.
El capataz dio mucho crédito y agradeció a la gerencia de los Toros por la confianza que depositaron en su persona y manifestó que está en disposición de regresar si así lo desean.
“Claro que vuelvo el año que viene si me quieren traer de nuevo”, comentó Rivera a la prensa.
Los Toros ganaron 51 partidos en sentido general en la campaña, pero para Rivera, el camino no fue nada fácil.
“En el papel eramos extraordinarios, pero no fue nada fácil, trabajamos duro y llegamos hasta el final”, comentó.
Resaltó el trabajo de los lanzadores del equipo, que limitaron la ofensiva de los Tigres en los últimos dos compromisos.
“El pitcheo fue la clave, solo permitimos una carrera en los dos últimos dos juegos y por eso hoy podemos celebrar esta corona de campeones”, agregó un emocionado Rivera.