Liriano y Santana la pareja perfecta del pitcheo

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/193BCA72-A0E9-4BE0-B5CA-60C2D3716F1F.jpeg

POR WILL GONZÁLEZ
De ESPNdeportes.com
FILADELFIA.-
Johan Santana y Francisco Liriano se han convertido en el dúo de monticulistas más letales en las mayores.

Hasta los juegos del 26 de julio, los dos abridores zurdos de los Mellizos de Minnesota habían capturado una docena de victorias cada uno y dejado su marca en la lista de lideres en las mayores. Santana era el líder de las Grandes Ligas en ponches (158). Liriano era el dueño de la mejor efectividad en la gran carpa (1.93).

La pareja de pitchers no sólo comparten la dicha de contar con cañones como brazos, pero también comparten una buena amistad y un amor a la ética de trabajo.

“Nosotros siempre compartimos momentos juntos y más que todo en los entrenamientos. Cuando uno está en los entrenamientos, en la temporada, uno habla, uno conversa”, le explicó Santana a ESPNDeportes.com la tarde antes del Juego de Estrellas.

Hay un fuerte vínculo entre Santana y Liriano. “Zurdo a zurdo las conversaciones son más derechas”, confesó Santana. “La ventaja que tenemos nosotros de ser zurdos es que podemos hablar, con exactitud, que efecto hacen los pitcheos a un bateador. Generalmente, el reporte de los escuchas te habla de las tendencias que tiene un bateador pero contra todos los pitchers.

En nuestro caso, son tendencias que tienen los bateadores contra pitchers que son muy similares de la forma de lanzar y de la forma como se pitchea”.

Liriano acredita a los consejos de Santana con ayudarlo a florecer en su primera temporada completa en las mayores. “Santana es un zurdo que sabe lo que hay que hacer allá adentro para sacar outs. Le doy muchas gracias a él, es tremenda persona”, le explicó a ESPNDeportes.com el novato dominicano de 22 años de edad cuando se encontraba en el camerino de la Liga Americana, en Pittsburg, antes del Clásico de Verano.

“Él, sin duda alguna, tiene el talento”, declaró Santana sobre su colega. “La cosa de ser como él es, es algo natural. Sin embargo, a veces pasan situaciones donde uno no sabe, a lo mejor que hacer, o muchas veces, la mayoría de las veces, tiene que ver con los bateadores. Él casi no conoce a los bateadores, entonces, pues, tratamos de hablar de todo eso en las sesiones de bullpen. Nos sentamos a hablar: como quisiéramos hacer las cosas; como hago yo las cosas; como las hace él. Tratamos de buscar la manera de que sea la mejor forma correcta de hacerlo”.

“Esto ha sido increíble”, puntualizó Liriano sobre su temporada y su amistad con el ganador del Premio Cy Young del 2004. “Como un sueño. Gracias a Dios todo está saliendo bien”.

A Liriano, sin embargo, no se le han subido los humos a la cabeza. “La temporada es larga. Lo que hay que hacer es siempre estar trabajando; eso no se puede descuidar. Por eso tienes que estar en cima de tu cuerpo, trabajando en lo que tu necesites”, comentó el dominicano de San Cristóbal.

Santana no tiene dudas de que Liriano continuará su carrera con éxito en el gran circo. “La manera en que él se mantiene tranquilo; en que trata de hacer las cosas. Eso es lo más impresionante. Más que lanzar la pelota a 98 MPH, o lanzar el slider a 90 MPH. La manera en que él se mantiene y hace las cosas. Es un muchacho que siempre quiere aprender y quiere mejorar”, comentó el venezolano de Tovar Mérida.

“Sin duda alguna, Liriano va a ser uno de los mejores pitchers de está liga y no en muchos años, dentro de pocos años, y cuidado si no es este mismo año”.

Santana y Liriano no habrán nacido del mismo parto pero su hermandad panamericana y sus estupendas presentaciones del lado izquierdo de la lomita hacen al dúo los Mellizos perfectos para mantener a Minnesota en la pelea por un cupo en los playoffs este año y en temporadas futuras.