“Living with yourself”: humor, ficción y doble dosis de Paul Rudd

LONDRES. Paul Rudd vuelve a acaparar todas las miradas por su papel como protagonista en ‘Living with yourself’ (Cómo vivir contigo mismo), la nueva comedia de Netflix que, a través del humor, plantea al espectador la siguiente reflexión: ¿realmente queremos ser mejores personas?.

El gran atractivo de esta serie es que Rudd interpreta simultáneamente dos versiones de un mismo personaje y se enfrenta al desafío de tener que -literalmente- actuar consigo mismo. “Todo un reto” tanto a nivel artístico, como técnico, aseguró el protagonista en una entrevista con Efe en Londres.

Descrita como una “ingeniosa comedia existencial”, la serie narra la historia de Miles Elliot, un publicista que, en un intento desesperado por salir de su estancamiento vital, se somete a un novedoso tratamiento en un spa donde aseguran poder convertirle en una mejor persona.

Al despertar, descubre que ha sido clonado y reemplazado por una nueva versión mejorada de sí mismo. Mientras lidia con un “doppelgänger” -un clon- no deseado, Miles intenta recuperar las riendas de su relación, su carrera y su identidad.

Creada por el ganador de dos Premios Emmy, Timothy Greenberg, y dirigida por el dúo responsable de ‘Pequeña Miss Sunshine’ y ‘La batalla de los sexos’, Jonathan Dayton y Valerie Faris, “Living with yourself” contará, por el momento, con una temporada de ocho episodios.

La estrella de “Ant-Man” y “Avengers: Endgame”, contó como, durante el rodaje, utilizaba un pinganillo por donde se escuchaba a sí mismo respondiendo al diálogo y actuaba como si se tuviera en frente, a pesar de estar solo.

“Cómo era el único que me podía escuchar, desde fuera parecía un loco”, dijo Rudd en tono cómico al recordar la “bizarra” coreografía que se desplegaba cada vez que sus personajes aparecían uno frente al otro en una escena.