Llama políticos moderar lenguaje, acciones

SANTIAGO. El arzobispo Ramón de la Rosa y Carpio exhortó ayer a los líderes políticos de la nación a moderar su lenguaje y acciones para evitar “un baño de sangre” entre sus parciales, durante el actual proceso eleccionario.

“Un debate verbal agresivo entre los dirigentes nacionales, conlleva también a que los de las bases y otros niveles copien ese lenguaje y no sólo con palabras, sino con obras y pasan a los hechos”, subrayó monseñor de la Rosa y Carpio.

Resaltó que es necesario y vital para el fortalecimiento democrático que los líderes midan sus palabras y actuaciones, ya que son copiadas por sus parciales.

“No nos cansaremos de repetir que estas elecciones deben ser de mucha altura y que no nos dejen el país manchado de sangre, que siempre es doloroso. Las vidas humanas que se pierden no pueden recuperarse”, puntualizó monseñor de la Rosa y Carpio.

Precisó que los candidatos presidenciales deben abandonar las descalificaciones y las acusaciones en el plano personal.

Monseñor De la Rosa y Carpio manifestó que los candidatos pueden criticar a sus adversarios, sin caer en la bajeza o en los insultos personales y morales.

Recomendó que antes de emplear energías y recursos en cuestiones triviales y baladíes, los candidatos se dediquen a explicarle al electorado, sus programas de trabajo de cómo resolverían los graves problemas que sufre el país.

“Entiendo que eso sería de mucho provecho, no sólo para los aspirantes presidenciales, sino para la misma sociedad”, sostuvo monseñor De la Rosa y Carpio.

El arzobispo santiagués, quien también es presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, ofreció sus declaraciones, tras participar en la cuarta asamblea general ordinaria del Plan Estratégico de Santiago, celebrado en el Centro Cultural León.