Llamados a huelga afectan transporte

POR MANUEL JIMÉNEZ
El director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), ingeniero Diandino Peña, dijo ayer que el gobierno tiene que dar evidencias de que puede resistir las huelgas en el transporte de pasajeros “sin ningún inconveniente” y reiteró que las medidas que se aplicarán en el sector requieren tiempo y estudios.

Peña dijo que si las federaciones y asociaciones de transportistas privados insisten en su método de lucha, el gobierno lo único que tiene que hacer es invitarles a que hagan sus huelgas, pero respetando los derechos de los ciudadanos.

“Después de la huelga, entonces veremos la posibilidad si ellos quieren seguir dialogando, pero en medio de un llamado a huelga, con presiones como las que han venido ejerciendo es imposible seguir dialogando de una manera civilizada”, dijo.

Peña, que habló a los periodistas a solicitud del director de Prensa del Palacio Nacional, Rafael Núñez, aclaró que las negociaciones deberán ser sustentadas en documentos y estudios que demuestren al país que las cosas se harán en la dirección acordada.

El funcionario reaccionó ante el paro en el transporte de pasajeros realizado ayer durante cuatro horas por las federaciones y asociaciones de choferes que exigen a las autoridades la puesta en marcha de subsidios y una revisión de la tarifa en el sector.

Pero Peña advirtió que en su condición de director de la OPRET se opone “rotundamente a improvisar e implementar subsidios si no tenemos a la mano las herramientas, y se las hemos pedido a ellos mismos. Primero, tenemos que tener las herramientas porque el recurso de las huelgas es muy peligroso y les hemos advertido que tengan mucho cuidado porque aquí hay sectores enquistados en la sociedad dominicana que pueden usar este recurso e ir mas allá de las pretensiones que ellos persiguen”.

Dijo que no están dadas las condiciones para llamar a paros parciales o totales en el sector transporte por cuanto el gobierno ha evidenciado un proceso abierto de diálogo, destacando que por primera vez es el propio presidente de la República quien anuncia la implementación de medidas para beneficiar al sector.

“De lo que se trata es que tengan la suficiente cordura, armonía y paciencia para esperar que estas cosas traigan los beneficios en el momento justo y adecuado”, dijo Peña, recordando que 40 años de desorden en el sector  no pueden solucionarse en tres días.

Explicó que en las reuniones sostenidas con los transportistas hubo consenso de que el punto principal para la solución del caos en el sector es de carácter institucional, creando una Autoridad Única de Transporte, como anunció el presidente Leonel Fernández.

Peña destacó que se ha creado una oficina de transición que está trabajando para la implementación de las medidas anunciadas el 27 de febrero pasado por Fernández, entre ellas la integración de los chóferes al régimen de seguridad social, la creación de una escuela para conductores y un subsidio para estudiantes, envejecíentes y discapacitados, así como la revisión de la tarifa de transporte.

Se quejo de que los transportistas, pese a la disposición del gobierno de implementar estas medidas, retomen el camino de los paros y las huelgas.

Dijo que el gobierno no se opone a la creación de un subsidio a los transportistas de pasajeros, ya sea directo o a través de un aumento en la tarifa, pero para esto hay que demostrar documentalmente que esa medida es necesaria.

“Aunque hemos iniciado procesos de validación y consolidación en la tarifa, no es menos cierto que no hemos logrado consensuar con ellos cuáles son las variables que inciden en los precios y de cuánto es el aumento que debía hacerse a la tarifa”, dijo.

Peña dijo que una vez se determine la necesidad del subsidio, el gobierno tiene que identificar primero a los usuarios que van a ser beneficiarios de esa política, pese a que se tiene estipulado que van a ser estudiantes, discapacitados y envejecíentes.

El Director de la OPRET dijo que algo fundamental, además, es que debe identificarse las fuentes de recursos para implementar este subsidio.

“Estamos ante un escenario en donde los transportistas pretenden que el gobierno implemente estas medidas sin tener las herramientas, de manera inmediata y aplicando parches, para que esto se le endilgue después al gobierno como un fracaso”, dijo Peña.