Llega al país para descansar y superar
molestia en pierna

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/C2AC11DA-52F0-4C2B-8310-431670890FBE.jpeg

POR DIONISIO SOLDEVILA
AEROPUERTO JOSÉ FCO PEÑA GÓMEZ. –
El intermedista dominicano Alfonso Soriano salió de la ciudad de Nueva York en el cambio que llevó a Alex Rodríguez a la Gran Manzana durante el pasado invierno luego de una intensa batalla por conseguir los servicios del hoy antesalista.

Para Soriano, quien había brillado en sus primeros tres años en el Bronx, el movimiento fue una sorpresa y todavía guarda cierta espinita por dentro tras su salida.

“Nunca creí que Nueva York me cambiaría”, reveló Soriano al conversar con redactores de HOY a su llegada al país por el Aeropuerto Internacional José Francisco Peña Gómez.

Pero Soriano pronto podría estar de vuelta a la llamada Capital del Mundo ya que hay intensos rumores de que el hombre más votado para el Juego de Estrellas regrese a Nueva York en un cambio durante el invierno.

“No pudo hablar de eso porque es algo que no controlo ni tengo la facultad para decidir”, señaló el dominicano a bordo de una moderna Hummer blanca con una placa delantera que lleva su nombre.

Mostrándose renuente a hablar de su futuro en la organización de Texas, Soriano manifestó que todavía le quedan dos oportunidades más para ir a arbitraje antes de poder optar por la agencia libre, donde podría estar consiguiendo un pacto multianual y de muchos millones.

“Todavía no me han hecho oferta, es muy temprano para hablar de eso. Tenemos que esperar y ver si se hace algún tipo de oferta de contrato porque todavía no ha llegado”, sostuvo.

Descartó que haya una diferencia demasiado grande entre jugar en Texas y Nueva York pues entiende que es el mismo juego que tiene que hacer en el terreno día a día.

“Mi manera de juego me ayudó a adaptarme de la mejor forma posible y por eso no me puedo quejar”, dijo.

SE RECUPERA

Soriano bateó para .280 con 28 cuadrangulares y un total de 91 empujadas en un total de 145 partidos jugados para los Vigilantes antes de sufrir una lesión en la corva izquierda que lo sacó de juego a finales de año.

“Me estoy mejorando de la lesión y eso es lo más importante porque quiero salud para la temporada que viene en las Grandes Ligas”, explicó el talentoso petromacorisano.

Como resultado de esta lesión, Soriano dice que no ha pensado en jugar pelota invernal con las Estrellas Orientales, organización a la que pertenece en este béisbol y con la que jugó por última vez hace tres años.

“No sé si voy a jugar aquí este año porque tengo que recuperarme de la lesión”, dijo.

El segunda base habló también de la calidad de sus compañeros de Texas, los cuales mantuvieron en pelea al conjunto hasta la última semana de acción en la difícil División Oeste de la Liga Americana, donde este año ganaron los Angelinos de Anaheim y en segundo lugar quedaron los Atléticos de Oakland para que los Vigilantes finalizaran en el tercer puesto.

“Cuando llegué a este equipo vine sabiendo solamente que habían quedado en el sótano en los últimos tres años, pero me sorprendió el talento joven que se encontraba en la organización y jugamos duro hasta el final”, sostuvo.

Los Vigilantes salieron del último lugar de la División Oeste por primera vez desde la temporada del 2000 y Soriano, quien bateó de primero, segundo, tercero, cuarto y quinto en de la alineación en diferentes momentos de la temporada fue parte fundamental del éxito texano.

“No pensé que jugaría en tantos puestos diferentes, pero mi experiencia me permitió adaptarme a las diferentes situaciones”, dijo.

Con los Yanquis, donde pegó 38 y 39 vuelacercas en sus dos últimas campañas en Nueva York y como primer bate, Soriano raras veces fue movido del puesto inicial de la alineación.

Pie de foto: Alfonso Soriano es visto en su Hummer del año al llegar al país después de su primera temporada con los Vigilantes.  (Hoy/Carlos Alonzo).