Llegará segunda turbina planta carbón y se espera US$70 MM Deustche Bank

31_03_2016 HOY_JUEVES_310316_ Economía1 E

Para el fin de semana o inicios de la próxima llegará al país la segunda turbina de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, que se construye en Baní, y se trabaja para que el segundo desembolso del Deustche Bank entre en abril.

Así lo informaron Pablo Rivas, coordinador técnico del proyecto Punta Catalina, y Radhamés del Carmen, director de Proyecto de Distribución y Control de Gestión de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Durante una entrevista para HOY, los técnicos de la CDEEE calificaron como “ruidos” las declaraciones que circulan sobre problemas con los desembolsos correspondientes para la construcción de las plantas térmicas de carbón mineral.

Afirmaron que los recursos recibidos por parte de la banca se han hecho porque se ha cumplido con los compromisos requeridos.

Recordaron que ya fueron acreditados US$200 millones y que se trabaja para recibir un desembolso de US$70 millones en los próximos días, de un total de US$656 millones por parte del Deutsche Bank Spa, que preside un pool que completan los bancos Santander y Popular, de España, y el inglés ING Bank, que participan del financiamiento la planta.

Asimismo, adelantaron que para finales de esta semana o inicios de la próxima llegará al país la segunda de las dos turbinas que necesitarán las plantas, lo que significa que todos los equipos de mayor tamaño que se requieren para la construcción de esa obra estarán completos.

Recordaron que ya el generador llegó al país, por lo que solo faltan piezas menores.
En ese sentido, añadieron que eso demuestra que la ejecución de ese proyecto continúa.Puntualizaron que los equipos que ya están en el país representan más de la

mitad del proyecto y que la próxima semana ya estarán alrededor del 85%.
Resaltaron que los usuarios serán los más beneficiados cuando el proyecto entre en operación.

Las turbinas han sido fabricadas por General Electric en su planta de Schenectady, Nueva York, y ha tenido un tiempo de construcción de unos dos años.

En tanto, el generador enfriado por hidrógeno tiene 22,000 voltios de salida con capacidad de 460 megavatios y factor de potencia de 0.85.

La central termoeléctrica, que se construye en el municipio de Baní, provincia Peravia, está integrada por dos unidades de 337.4 MW netos cada una, sumando una capacidad total de 674.8 MW netos.

Los técnicos de la CDEEE aseguran que la central “cumplirá todos los requisitos y exigencias medioambientales, tanto nacionales como internacionales”, y está diseñada con niveles de emisiones por debajo de los requerimientos de las normas locales y guías del Banco Mundial (IFC).