Llevan Alemán a celda

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/A2E0BFBF-61EC-4D72-AFF2-63832ADF30CF.jpeg

MANAGUA (AFP).- El ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán pasó su primera noche tras las rejas en la penitenciaria “La Modelo” en el extremo norte de Managua, mientras la situación en la ciudad había recobrado la normalidad este este sábado luego de horas de agitación en que sus partidarios intentaron impedir su encarcelamiento.

Alemán (1997-02) fue llevado a la fuerza la noche del viernes a La Modelo, la mayor prisión de Nicaragua, por órdenes de la jueza del Distrito del Crimen de Managua Juana Méndez, al revocarle la prisión domiciliaria que se le había concedido al ex mandatario en diciembre, tras condenarlo a 20 años de prisión por delitos de corrupción.

Tras su ingreso a la cárcel, hacia la medianoche, el ex mandatario fue ubicado en las oficinas de la dirección del penal y sometido a exámanes médicos para evaluar su estado de salud, dijo a periodistas el titular de esa dependencia, Carlos Sobalvarro.

El defensor del ex presidente, Mauricio Martínez, afirmó a la AFP que en el penal, donde están confinados unos 3.000 reos comunes, algunos de gran peligrosidad, no hay condiciones para albergar a su defendido.

El abogado dijo que el lunes gestionará la salida del ex gobernante haciendo uso de los recursos que la ley le otorga.

Martínez sostuvo que el procedimiento empleado por Méndez para llevar a Alemán a la cárcel es arbitrario. “Todo lo hacen escondido y a una hora que no corresponde”, porque en la noche no se puede hacer allanamiento de una vivienda, afirmó.

En la noche del viernes, mientras Alemán era llevado a la cárcel, enardecidos simpatizantes del ex presidente se volcaron hacia el recorrido de la caravana de vehículos e intentaron bloquear la vías con ramas, vidrios rotos y neumáticos incendiados.

Algunos simpatizantes, aparentemente bajo los efectos del licor, hicieron disparos de armas de fuego a pocos metros del reclusorio, pero la situación fue controlada por los agentes del orden.

Debido al número de manifestantes, el recorrido de unos 50 km entre la residencia del ex mandatario en la Hacienda El Chile al sur de Managua y la carcel Modelo tomó cerca de dos horas.

Antes de que los agentes pudieran sacarlo de su residencia, el ex gobernante resistió durante unas cuatro horas, encerrado en su habitación, la que era franqueada por sus dos hijas, su esposa y empleados.

Tras vencer la resistencia de los familiares y alleglados, los agentes derribaron la puerta de la habitación donde estaba Alemán con su hija menor, de unos dos meses, y acto seguido el ex mandatario salió mostrando una amplia sonrisa y repartiendo besos, mientras su esposa, María Fernanda Flores, se deshacía en llanto y gritos desesperados por recuperar a su pequeña.

En medio del alboroto, Alemán atinó a decir a los periodistas que se aglomeraban en el lugar, que lo que le ocurría “era un retroceso”. “Me siento bien”, dijo, contradiciendo a su esposa y abogado, que momentos antes afirmaban que el ex presidente estaba con problemas de hipertensión y falta de oxígeno.

Méndez hizo cumplir personalmente la orden de recluir a Alemán en la cárcel, asegurando que su disposición debía ser acatada de inmediato, “so pena de desacato a esta autoridad”.

La presencia de la funcionaria en el traslado también tenía el propósito de asegurarse que se dispusieran las previsiones necesarias para que el ex mandatario “sea resguardado con las máximas medidas de seguridad”, explicó.

La jueza revocó la condición de arresto domiciliario adoptada el 23 de diciembre, cuando le impuso al ex gobernante una condena de 20 años de prisión por el delito de lavado de dinero, peculado y malversación de fondos estatales (por cerca de 1,3 millones de dólares).

Familiares y diputados afines al ex mandatario atribuyeron la medida a una “revancha” del ex presidente Daniel Ortega, líder del opositor Frente Sandinista, al que acusan de utilizar su influencia sobre el poder judicial y manipular la situación del ex presidente con fines político-partidarios.