Llueven más críticas sectores contra decisión de jueces

p2

Las decisiones de los jueces Alejandro Moscoso Segarra, de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), y Víctor Mejía Lebrón, de la Corte de Apelación de Santo Domingo, liberando de culpabilidad al senador Félix Bautista y al alcalde Félix Rodríguez, ambos imputados de actos de corrupción, continúan generando reacciones de rechazo en la sociedad dominicana.

Ambas decisiones fueron criticadas ayer por el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), la Convergencia Nacional de Abogados (CONA), y el Movimiento Patria para Todos (MPT).

Duro revés. Fidel Lorenzo, presidente del CODUE, afirmó que los dos autos de “No Ha Lugar” dictados a favor de Bautista y Rodríguez son “un duro revés” a la percepción que tenía la sociedad de que el país había avanzado en términos de justicia.

Dijo que cuando un juez dicta auto de “No Ha Lugar” o archiva un expediente, impide que una persona se someta a un juicio, y deja así una nebulosa y la duda sobre su inocencia o culpabilidad, lo cual le hace más daño que bien a la justicia.

“Pienso que una persona acusada de usar los fondos públicos, y más con un expediente que tiene una exageración de documentos y pruebas, tiene que ir a un juicio público, oral y contradictorio, y demostrar allí su inocencia, y que si no es culpable, el juez lo descargue, y que si lo es, que pague, yendo a la cárcel, como dice la ley, para que la sociedad esté complacida”, agregó.

El religioso abogó “por una justicia más ciega, menos selectiva y menos discriminatoria”, afirmando que en las cárceles del país hay miles de personas por la comisión de delitos menores, o injustamente condenadas, con grandes penas; sin embargo, hay otros que aparentemente se han alzado con los fondos del erario público y sencillamente no hay un juicio para ellos.

Caso exsacerdote. Sobre la condena de siete años de prisión impuesta por un tribunal de Polonia al ex sacerdote Wojciech Gil (padre Alberto), el presidente del CODUE la consideró “muy benévola”, porque además de la gravedad del crimen que cometió en el país, “de seguro que solo va a cumplir en la cárcel 2 o 3 años, y eso no va a resarcir el daño hecho a los menores contra quienes cometió abuso sexual, ni el de sus familiares.

Consideró que las autoridades dominicanas debieron hacer mayor empeño para que fuese juzgado aquí y pudiera recibir una pena mayor.

Violan ley penal. De su lado, el presidente del CONA, Yuniol Ramírez, afirmó que las decisiones de ambos jueces, jurisdiccionalmente son vinculantes, y “constituyen una incitación a la violación de la Ley Penal sin que pueda haber consecuencias legales”.

Dijo que la exclusión del Cona del proceso radicado por el Ministerio Público contra Bautista, porque según el juez Moscoso Segarra no guardaban relación, “constituye una contradicción en cuanto a la alegada doble persecución que utilizó como uno de los argumentos para dictar el auto de “No Ha Lugar” a favor del Félix Bautista”.

Para Ramírez, la sentencia del juez de la instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Moscoso Segarra, es “cobarde, complaciente y negociada. Fruto de la condición de pusilánime y subalterno del mal llamado juez”.