Lluvias de Isaac inundan partes de  Nueva Orleans

NUEVA ORLEANS, EEUU. AFP.  El huracán Isaac fue degradado ayer a tormenta tropical, pero sus fuertes lluvias continúan azotando a Nueva Orleans, siete años después de la devastador ciclón Katrina, mientras se reporta el primer muerto en el estado de Luisiana. 

“Isaac se debilitó a tormenta tropical, aunque todavía existe la posibilidad de (provocar) peligrosas crecidas e inundaciones”, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense, en su último informe.   Las autoridades ordenaron la evacuación de unas 3,000 personas en la parroquia de Plaquemines, en las afueras de Nueva Orleans, la zona más afectada por la tormenta, que genera todavía ráfagas de viento de 113 kilómetros por hora y muy fuertes lluvias, provocando inundaciones.  

Al menos una persona murió como consecuencia de Isaac, dijo el gobernador de Luisiana, Bob Jindal, citando informes no confirmados. Miles de personas estaban sin energía eléctrica, mientras otras fueron obligadas a esperar en techos y áticos a los socorristas.   “Todavía hay riesgos mortales de marejada e inundaciones tierra adentro”, advirtió a su vez el CNH.   Tornados aislados pueden igualmente producirse a lo largo de las costas del Golfo de México y del río Misisipi, agregó.       El gobierno está haciendo “todo lo posible” para ayudar a las víctimas del fenómeno, dijo ayer el presidente Barack Obama, que se encuentra en plena campaña en la ciudad de Charlottesville, Virginia (este). “Nuestros pensamientos están con ustedes”, agregó.