Lluvias podrían arrastar químicos

POR UBALDO GUZMÁN MOLINA
Los sulfuros expuestos de la mina de oro a cielo abierto en Los Cacaos, Pueblo Viejo, Cotuí, preocupan a expertos ambientalistas por el daño que están produciendo las lluvias que lavan los minerales y ruedan hasta los ríos, pero funcionarios gubernamentales estimaron que el daño potencial no es tan grave.

Se esperaba, dijeron los expertos, que con la explotación de la mina que debió iniciar el pasado año la empresa canadiense Placer Dome, se controlarían el riesgo ambiental para el Noreste, pero la dilación en iniciar las operaciones les resulta preocupante.

El director de Minería, Octavio López, en cambio, descartó que el abandono de la mina a cielo abierto produzca algún tipo de contaminación que pueda generar pánico o miedo, aunque admite que con las lluvias se podrían producir corrientes de agua ácida llevar a los ríos metales disueltos.

El 25 de marzo del 2002 se firmó el acuerdo entre el Estado y Placer Dome para la explotación de los yacimientos de la mina de oro de Pueblo Viejo que laboró desde mediados de la década de 1970 la Rosario Dominicana. Este trato fue aprobado por el Congreso y luego ratificado por el poder Ejecutivo el 26 de agosto de ese año.

Según el coordinador de la Comisión de Ciencias Naturales y Medio Ambiente de la Academia de Ciencias, Osiris de León, Placer Dome recibió, en cierto modo, el respaldo del sector ambiental, sobre todo porque si el mineral se mantiene expuesto el daño sería peor.

“La situación ambiental es que las principales fuentes están contaminadas. Las aguas están cargadas de metales pesados. La acidez y el alto contenido de metales pesados son los problemas básicos desde el punto de vista ambiental de Pueblo Viejo”, explicó.

La mina representa una seria amenaza ambiental en el país, fundamentalmente en la región del noreste por la exposición de los sulfuros, dijo el biólogo Luis Carvajal.

Expresó que, luego de que Placer Dome inicie las explotaciones, debe haber una supervisión efectiva en la mina para evitar los delitos que suelen cometerse en las grandes inversiones, como administración de las normas ambientales o industriales y derechos laborales de los dominicanos.

La inversión total de Placer Dome será de US$350 millones. En 25 años de explotación, el Estado recibiría US$800 millones.

El convenio establece que la explotación comenzaría 30 meses después de la aprobación del convenio. El contrato es por 25 años y podrá ser renovado entre las partes por otros 25 años, hasta llegar a 75.

Actualmente, la Placer Dome realiza estudios ambientales en las diferentes áreas de la mina, los cuales estarán listos a mediados de este año.

El pasado 31 de marzo, mediante el decreto 204-05, el presidente Leonel Fernández creó un equipo integrado por cinco representantes del Estado e igual cantidad de Placer Dome, para facilitar el intercambio de información sobre trabajos en el período inicial.

El equipo dominicano está formado, por los secretarios de Industria y Comercio, de Medio Ambiente, Técnico de la Presidencia, el director de Minería y el administrador del Programa de Remediación de la mina. López, director de Minería, es el secretario ejecutivo y coordinador del equipo.

La Rosario Dominicana comenzó sus operaciones en abril de 1975. Se utilizó el sistema de minar a cielo abierto. En el 1979 fue adquirida por el gobierno con US$70 millones. La binación utilizó la tecnología de cianuración, que se mantuvo hasta finales del decenio de la década de 1980, cuando se cerró la mina. En principio se explotó la capa superficial de óxidos y se dejó expuesto el subsuelo que es de sulfuros.

La mina, planteó Placer Dome, tiene reservas por 16 millones de onzas de oro, aunque los recursos no comprobables ascienden a 30 millones de onzas. Las de plata llegan a 16.8 millones de onzas.

El alto costo de la energía, el bajo precio del minero y un personal supernumerario, entre otros factores, condujeron al colapso económico de la minera, se explicó.

Desde el 1979 hasta que cerró las operaciones en mayo 1999, exportó cerca de US$2,100 millones. Antes de cerrar definitivamente la empresa tuvo un período cerrada entre 1993 y 1994 por la baja rentabilidad. Reinició las operaciones el 9 de mayo de 1994 y tuvo que parar en mayo de 1999, debido a los problemas ambientales y los bajos precios internacionales del oro y la plata.

El área expuesta de la mina es de 10 kilómetros cuadrados.

“La Rosario tiene reservas por cuatrocientos millones de toneladas métricas, con una ley promedio de 1.5 gramos de oro por tonelada. Las reservas de la Rosario Dominicana dependen mucho de la ley de corte, de qué tan rico o tan pobre es el mineral que se envía a molienda”, señala De León, presidente de la Cámara Minera-Petrolera.

TECNOLOGÍA ADECUADA

De León indicó que la tecnología que se use en la explotación debe ser la más adecuada desde el punto de vista metalúrgico, la más rentable desde el punto de vista económico y la más segura desde la perspectiva ambiental.

“Eso es lo que quiere el Estado, el sector minero y el país, porque con la reapertura de las explotaciones mineras de Rosario se reactivaría la economía de Cotuí y parte de Bonao”, sostuvo.

El próximo agosto se cumplen tres años de la ratificación del contrato entre el poder Ejecutivo y Placer Dome, y se entiende que el gobierno espera una definición de la minera sobre el inicio de las explotaciones de los sulfuros, señaló.

De acuerdo con Carvajal, de la Academia de Ciencias, la mina de Pueblo Viejo sigue siendo una amenaza permanente para la ecología dominicana.

“El problema de La Rosario es de grandes ajustes. Probablemente ninguna región dominicana tiene un pasivo ambiental tan grande”, señala.

Placer Dome tiene, dice, que garantizar el establecimiento un sistema de monitoreo, que involucre las secretarías de Medio Ambiente, de Salud Pública, de Industria y Comercio, así como a la sociedad de la región y sus instituciones.

Cree que los estudios ambientales deben estar asociados al plan operativo. Es obvio, dijo, que faltan componentes por evaluar en Pueblo Viejo y que es una obligación de la compañía colocar los estudios de cara al país, para que todos los sectores interesados puedan dar opinar.

MINERÍA

El director de Minería dijo que el primero de junio se celebrará un encuentro entre el equipo de trabajo dominicano y la Placer Dome para intercambiar impresiones de los avances alcanzados por la minera canadiense.

Explicó que la Placer Dome seleccionó la denominada tecnología método de autoclave, que consiste en oxidación a presión, lo que significa acelerar el proceso de oxidación de los sulfuros en base a inyección de oxígeno. Se trata de un método manejable en términos ambientales.

López dijo que el pasivo ambiental es responsabilidad del Estado y que a través de la Unión Europea se destinarán 17 millones de euros para el mejoramiento del pasivo ambiental.

Indicó que este año se comenzará la etapa de construcción. La metodología utilizada conlleva una inversión entre 800 a 850 millones de dólares. Eso en adición a US$200 millones para el suministro eléctrico.

Eso implica, dijo, que a principios de año podría haber entre 2,000 a 6,000 personas laborando durante casi tres años, que sería la construcción del proyecto.

Esta apreciación difiere con la información de José Letelier, vicepresidente de Placer Dome, según la cual ese proceso podría durar entre ocho meses y un año.