Lluvias provocan recuperación presas estaban estado crítico

Ingeniero Olgo Fernández director del El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI). Santo  Domingo, Republica  Dominicana. 25 de marzo de 2010. Foto Pedro Sosa.
Ingeniero Olgo Fernández director del El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI). Santo Domingo, Republica Dominicana. 25 de marzo de 2010. Foto Pedro Sosa.

El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Olgo Fernández, informó que luego de las recientes lluvias las presas del país se encuentran en recuperación, lo que ha sido una bendición para la línea Noroeste, la más castigada por la temporada de sequía.
Consultado por este diario, el funcionario precisa que si durante este fin de semana continúan las precipitaciones, se podría decir que la sequía desapareció.
Fernández señaló que las presas Tavera Bao y la de Monción, que habían caído a una situación muy crítica, ayer se encontraban en plena recuperación, como consecuencia de los torrenciales aguaceros en la zona.
Precisó que la presa de Tavera tenía acumulados hasta ayer 46 millones de metros cúbico, mientras esperaban que las escorrentías comenzaran a llegar a la de Monción. Destacó que las lluvias han sido una bendición ya que la tierra está mojada en la línea Noroeste, fundamental para que las yerbas vuelvan a su verdor y los animales tengan comida suficiente para la subsistencia, ya que cientos habían muerto por no encontrar qué comer.
Indicó que además ha estado lloviendo en la región Sur, que había entrado en crisis fruto de la prolongada sequía, sobre todo en San Juan, por lo que las autoridades cifran sus esperanzas en que las lluvias continúen.
“Ha estado lloviendo en toda la línea Noroeste, en el Sur, lo que esperamos es que las lluvias continúen, hay una vaguada que se ha estacionado en la cordillera Central, esperamos que pueda mitigar la sequía”, expuso Fernández con rostro de satisfacción.
Señaló que las lluvias de los últimos días son el producto del cambio climático, ya que los pronósticos que existían era de que no habría lluvia sino hasta finales de mayo.

Aseguró que en los embalses hay suficiente agua para sobrepasar los pronósticos sobre la sequía.
El déficit de agua potable en el Gran Santo Domingo es de 30 mil galones por día, informó ayer el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montás.
Montás informó que el déficit, que se había situado en 51 millones de galones, bajo a 31 millones, luego de las últimas lluvias que hicieron posible la entrada de algunos sistemas que estaban fuera.
Explicó que por el hecho de que haya un déficit de 30 millones de galones no significa que a los sectores afectados no llegue el líquido, ya que son suplidos mediante trasvase desde el acueducto de Valdesia.