Lo acusan de asesinar a esposos

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/9BEB7DE7-FCF3-4D63-A5ED-F5257AE2FC78.jpeg

POR MANASÉS SEPÚLVEDA
Y LEONORA RAMÍREZ S.
Quedará preso el sargento del Ejército, Valentín Vicioso de Jesús, hasta tanto se celebre el juicio por el asesinato en febrero pasado de los esposos Joel Alexander Díaz Sarmiento y Yaniris Ruiz Sánchez que supuestamente le encargó el religioso Meregildo Díaz.  La decisión la tomó el Cuarto Juzgado de la Instrucción de Santo Domingo.

Vicioso de Jesús era chofer del contralmirante retirado Radhamés Lora Salcedo. El abogado de la familia de Díaz Sarmiento dijo que demandarán al ex comandante de la Marina y ex director de la Defensa Civil. Lora Salcedo, a su vez, dijo ayer que el crimen es una aberración y lamentó que fuera cometido por una persona en quién depositó confianza.

La decisión de mantener en prisión a Vicioso de Jesús la tomó ayer el juez del Cuarto Juzgado de la Instrucción de Santo Domingo, Juan Francisco Arias, durante una audiencia que concluyó a las tres de la tarde.

Vicioso de Jesús, quien era chofer del contralmirante retirado Radhamés Lora Salcedo, confesó el asesinato del matrimonio, dijo ayer el fiscal de Santo Domingo, Perfecto Acosta Suriel, pero agregó que todavía faltan de cuatro a seis personas más que participaron en el crimen y que en su momento serán acusados. Lora Salcedo sería interrogado sobre el caso, dijo Acosta Suriel.

Durante la audiencia el sargento Vicioso de Jesús se mantuvo callado.

Acosta Suriel explicó que a Vicioso de Jesús se le ocupó un celular que era propiedad del asesinado Joel Alexander Díaz y la pistola que fue la utilizada en el crimen. Dijo que se hizo una prueba de balística con un proyectil que se encontró entre la osamenta de Joel Alexander Díaz.

El sargento Vicioso de Jesús confesó que fray Meregildo Díaz dirigió el asesinato “con saña y perversidad”, dijo el fiscal Acosta Suriel.

Dijo el fiscal que se abstendría de dar muchos detalles para evitar entorpecer las investigaciones, pero que las pruebas que tiene son contundentes.

A su vez Sergio Ruiz, padre de la asesinada Yaniris Ruiz, dijo que Vicioso de Jesús fue puesto a disposición de Díaz para matar a su hijo y la esposa de éste y que “vamos a someter a Lora Salcedo a la justicia”.

También Lidio Antonio Sarmiento, padre de Joel Díaz dijo que la justicia está dando muestras de que “verdaderamente está madurando”.

Luego de acabada la audiencia el sargento Valentín Vicioso tuvo que ser sacado rápidamente de la sala de tribunal y encerrado momentáneamente en una habitación de la primera planta del edificio debido a la gran multitud que había allí.

La señora Maritza Díaz, madre de Joel, le gritaba a voz en cuello “¡Valentín, asesino¡”, lo miso que las otras personas que estaban en la puerta de la sala de audiencias de la Corte de Apelación de Santo Domingo.

Ayer, el abogado de los familiares asesinados, informó que se constituirá en parte civil en contra de Lora Salcedo, por supuestamente encubrir al fray Meregildo Díaz y su ex chofer Valentín Vicioso de Jesús.

La pareja de esposos Díaz Sarmiento y Ruiz Sánchez desaparecieron el 5 de febrero pasado y fueron encontrados asesinados, descuartizados y quemados en unos tanques de la comunidad de Hatillo en Azua.

Del doble crimen se acusó en principio a fray Meregildo Díaz quien siempre lo ha negado.  Está preso en Najayo por decisión del Tercer Juzgado de Instrucción que le impuso tres meses de prisión como medida de coerción.

La decisión fue apelada por fray Díaz, pero fue rechazada por la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo.

Anteayer los defensores de fray Meregildo, los doctores Abel Rodríguez del Orbe, Juan Miguel Castillo Pantaleón y Luis Mercado, renunciaron debido a lo que llamaron la colaboración negativa del religioso.

LORA SALCEDO

Ayer el contralmirante retirado Lora Salcedo dijo que es una aberración el crimen que cometió su chofer.

El ex director de la Defensa Civil expresó que se sentía defraudado por Vicioso de Jesús y por fray Meregildo, porque nunca pensó que personas de su confianza podrían cometer actuar en esa forma.

Los esposos Díaz Sarmiento y Ruiz Sánchez, de 21 y 20 años, desaparecieron el 5 de febrero pasado y sus cuerpos incinerados y mutilados aparecieron tres semanas después, en marzo último, dentro dos tanques de acero de 55 galones en Hatillo, Azua.

“Lo que menos pensaba era que mi familia se iba a ver involucrada en eso y mucho menos que un alistado a mi servicio sería el coautor de ese hecho.

“Vicioso, que trabajaba conmigo desde 1997, nos llevaba las niñas al colegio, a la clínica, a veces él hacía diligencias por un lado y yo por otro. Lo menos que voy a pensar es que esta metido en una situación como esa.

“No sabía que teníamos en la casa a una persona con actitudes criminales. En tanto tiempo no pude detectar eso. Y al padre Meregildo siempre lo traté con la deferencia debida y obviamente todo eso se ha caído”.

Lora Salcedo explicó que el diácono Díaz durmió en su casa de Manabao, Jarabacoa, una noche, pero se marchó subrepticiamente y no volvió más.

“Él le dijo al fiscal que habló por teléfono desde mi casa, pero desde mi casa no salen llamadas, porque cuando yo he tenido que comunicarme por razones de urgencia, he tenido que hacer recorridos de más de 15 kilómetros desde un punto accesible. Por lo tanto ahí los investigadores tenían una información contradictoria”.

Lora Salcedo habló ayer en una entrevista transmitida por el programa radial El Gobierno de la Mañana.

LOS HECHOS

El 5 de febrero, Díaz Sarmiento, jugador de béisbol amateur, y Ruiz Sánchez, estudiante de Derecho, salieron de su residencia en la calle Real 58, en Los Mameyes, en Santo Domingo Este.

Cuando sus cuerpos fueron hallados, la Policía en principio detuvo a Tony “El Cojo”, a quien los familiares acusaban de la desaparición de la pareja.

Los padres de Yaniris, los señores Carmen Sánchez y Sergio Ruiz, declararon a El Nacional el 10 de febrero que Tony “El Cojo” amenazaba con matar a su hija, que la secuestró cuando tenía 19 años, y que en diciembre del 2002 habría asesinado a su hijo Gerald Ruiz Sánchez.

Luego se desplazaron las denuncias hacia el diácono Díaz, quien hasta el momento lo ha negado. El religioso dirigió el Centro Infantil Hainamosa.