Lo que Medina dijo en discurso en toma de posesión en 2012

16_08_2016 HOY_MARTES_160816_ El País6 A

Hace cuatro años el reelecto presidente Danilo Medina prometió, en la Asamblea Nacional donde hoy jura para un segundo mandato, disminuir la pobreza absoluta, eliminar el analfabetismo, reducir la desigualdad, mejorar los sistemas educativo y sanitario, enfrentar la delincuencia y combatir todas las formas de impunidad.

También se comprometió a “construir un país más moderno, libre, justo e independiente, con democracia plena, con instituciones sólidas, defensa de los derechos humanos y absoluta libertad de expresión. Y construir un país ético y transparente, basado en la meritocracia”.

Para alcanzar esas metas generales, Medina convocó a todos los sectores a un Gran Pacto Social para sacar de la pobreza a 1.5 millones de personas y aumentar la clase media generando 400,000 nuevos empleos.

Este Pacto Social que propuso el mandatario estaría sustentado, a su vez, en tres pactos: Fiscal, Educativo y Eléctrico.

En ese discurso de toma de posesión Medina expresó que “sin educación no hay verdadera libertad. Sin un servicio eléctrico continuo, eficiente y de calidad no hay competitividad productiva y nuestras posibilidades de crecimiento se ven seriamente comprometidas. Y sin un sistema tributario justo, transparente y sostenible no podremos alcanzar nuestros planes de desarrollo y justicia social”.

Transparencia y honestidad. El Gobierno que prometió Medina estaba conceptualizado en la transparencia y la austeridad.

Dijo que sería implacable con los deshonestos, los oportunistas y los soberbios, que garantizaría la transparencia, mejoraría la calidad del gasto y avanzaría hacia una gestión pública austera, más profesional y efectiva.

“Nuestro Gobierno será intolerante con actos de deshonestidad o de despilfarro de los recursos. Fortaleceremos los instrumentos institucionales para su prevención, corrección y sanción.

“Desarrollaremos un sistema de consecuencias que reconozca a quienes cumplan meritoriamente con sus deberes, pero que sancione de manera ejemplar a quienes puedan traicionar la confianza de la ciudadanía en el manejo de fondos públicos”.
La pobreza. Para combatir la pobreza, Medina anunció el fortalecimiento del Programa Solidaridad, con la inclusión de 200,000 familias y la adhesión del programa Progresando.

En ese contexto incluyó el programa Quisqueya sin Miseria, “que inicialmente pondrá especial énfasis en las poblaciones más vulnerables, con los propósitos de reducir la pobreza y las desigualdades sociales, promover y defender la economía familiar y contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional del país”.

“Progresando, junto al programa Solidaridad y el programa Quisqueya sin Miseria, conformarán tres ejes fundamentales de nuestra estrategia, para reducir la pobreza y la desigualdad social”.

Educación. Medina prometió la erradicación del analfabetismo y mejoras en el sector educativo. En ese sentido dijo que cumpliría con la Ley de Educación que dispone que se le asigne el 4% del PIB a la educación preuniversitaria. Con esos fondos, en el primer año de Gobierno se construirían 10,000 nuevas aulas, y en 4 años al menos 18,000.

Sobre la salud. Con respecto al sistema de salud, Medina dijo que las familias más pobres serían incluidas en el Seguro Familiar de Salud antes de concluir el 2015, lo que representa 1.3 millones de dominicanos.

Prometió el acceso universal y gratuito a la salud, eliminar el cobro de las cuotas de recuperación en los hospitales, la creación de un fondo para gastos catastróficos en salud, y un amplio programa de acceso a los medicamentos a través de Promese y las Farmacias del Pueblo.

“Desarrollaremos la Red Única de Servicios Públicos de Salud, para fortalecer la oferta de servicios y eliminar duplicidades y costos administrativos, impulsaremos la descentralización, y la Red de Atención Primaria será transformada progresivamente en un modelo de salud familiar y comunitaria, con mayor capacidad de resolución.

Otra meta expuesta por Medina fue la reducción de la mortalidad materna. En ese sentido, el propósito era que en 2015 la tasa de mortalidad materna haya descendido por lo menos a 50 por cada 100,000 nacidos vivos.

Asimismo, que la tasa de mortalidad infantil sea de 15 por cada 1,000 nacidos vivos.
Seguridad ciudadana. Ante el auge de los actos delicti- vos propuso la reforma integral de la Policía Nacional, bajo el liderazgo del Ministerio de Interior y Policía.

Esa reforma incluía mejoras salariales para los agentes policiales, dotación de equipos, formación académica para dar mejor respuesta a los ciudadanos.

También dijo que implementaría el programa “Vivir tranquilo”, para fortalecer los mecanismos de vigilancia policial en barrios de altos índices de conflictividad. Igualmente anunció la implementación del sistema integral de emergencias 9-1-1 para asistir a la población.