Lo que necesitan saber los niños acerca
de los riñones

http://hoy.com.do/image/article/52/460x390/0/A1A76A3A-589E-4EAB-BF5B-F1B21BA291A5.jpeg

Todo el mundo sabe que algunos órganos del cuerpo humano son necesarios para la supervivencia: necesitas el cerebro, el corazón, los pulmones, los riñones… ¿Los riñones? Pues sí, decididamente. Aunque no encontrarás una tarjeta de San Valentín con un riñón en la tapa, los riñones son tan importantes como el corazón. ¡Necesitas al menos uno para vivir!

Los riñones normalmente van en parejas. Si alguna vez has visto una habichuela, tendrás una buena idea del aspecto que tienen los riñones. Cada riñón mide 12,7 centímetros (5 pulgadas) de largo y unos 7,6 centímetros (3 pulgadas) de ancho y tiene el tamaño del ratón de una computadora.

Para ubicar tus riñones, ponte las manos sobre las caderas, luego deslízalas hasta que puedas sentirte las costillas. Ahora, si pones los pulgares en la espalda, sabrás dónde están los riñones. No los notas, pero están ahí. Sigue leyendo para informarte más sobre los riñones.

HACIENDO LIMPIEZA

Una de las principales funciones de los riñones es filtrar los residuos de la sangre. ¿Cómo llegan esos desechos a tu sangre? La sangre reparte nutrientes a tu cuerpo. Las células producen reacciones químicas para procesa los nutrientes. Algunos de los desechos son el resultado de estas reacciones químicas. Parte es sólo materia que tu cuerpo no necesita porque ya tiene suficiente. Esos restos tienen que ir a algún lugar; y aquí es donde entran a trabajar los riñones.

Primero, la sangre es transportada hasta los riñones por la arteria renal (todas las cosas relacionadas con los riñones se llaman renales). Los riñones bombean aproximadamente 1.500 litros (400 galones) de sangre reciclada cada día. Luego, unos pequeños filtros que se encuentran en el interior de los riñones recogen los restos de la sangre. Estos filtros diminutos se llaman nefronas. Hay más de un millón de nefronas dentro de cada riñón. Los desechos recogidos se combinan con agua para fabricar orina. La orina baja por unos conductos hasta la vejiga, que es una bolsa que almacena y retiene la orina. Cuando la vejiga está medio llena, tu cuerpo te dice que debes ir al baño. Entonces la orina baja desde la vejiga por otro conducto y sale de tu cuerpo.

Los riñones, la vejiga y sus conductos reciben el nombre de aparato urinario. La siguiente es una lista de todas las partes del aparato urinario:

Los riñones: filtros que recogen los residuos de la sangre y fabrican orina.

Los uréteres: conductos que transportan la orina hasta la vejiga.

La vejiga: una bolsa o saco que almacena la orina.

La uretra: un conducto que lleva la orina fuera del cuerpo.

MANTENIENDO EL EQUILIBRIO

Los riñones también equilibran el volumen de líquidos y minerales en el cuerpo. Este equilibrio corporal recibe el nombre de homeostasia.

Si pusieras todo el agua que bebes de un lado de la balanza y todo el agua que elimina tu cuerpo del otro, los dos lados de la balanza se equilibrarían.

Tu cuerpo obtiene agua cuando la bebés o cuando bebes otros líquidos. También obtienes agua de algunos alimentos como las frutas y las verduras.

El agua abandona tu cuerpo de varias maneras. Sale por la piel cuando sudas, por la boca cuando respiras y por la uretra en la orina cuando vas al baño. También hay agua en tus deposiciones.

Cuando tienes sed, el cerebro te está diciendo que necesitas más líquidos para mantener el equilibrio. Si no tienes suficientes líquidos en tu cuerpo, el cerebro se comunica con los riñones enviándoles una hormona que les dice que retengan ciertos líquidos. Cuando bebes más, el nivel de hormonas baja y los riñones liberan más líquidos.

Puedes notar que a veces tu orina es más oscura que otras. Recuerda que la orina está compuesta de agua y de desechos filtrados de la sangre. Si no ingieres muchos líquidos (o si sudas mucho), tu orina tiene menos agua y es más oscura. Si bebes muchos líquidos, el líquido adicional sale en la orina que será más clara.

¿QUÉ MÁS HACEN?

Los riñones están siempre ocupados. Además de filtrar la sangre y equilibrar los líquidos, los riñones responden constantemente a las hormonas que el cerebro les envía, e incluso fabrican sus propias hormonas. Por ejemplo, los riñones producen una hormona que le dice al cuerpo que tiene que fabricar glóbulos rojos.

Ahora ya sabes qué hacen los riñones y lo importantes que son. Tal vez el próximo día de San Valentín en vez del corazón tradicional ¡puedes regalarles a tus padres una tarjeta especial con unos riñones dibujados!