Esto fue lo que pasó el día que murió la venezolana en Piantini, según el MP

Esto fue lo que pasó el día que murió la venezolana en Piantini, según el MP

El pasado 21 de diciembre la venezolana Yenny Carolina Pérez Canelón fue asesinada de un disparo al corazón y luego descuartizada a manos del italiano Michael Sosa, aproximadamente a las 5:00 de la madrugada en un apartamento en Piantini, Distrito Nacional, según el Ministerio Público.

Las pesquisas del órgano acusador indican que el extranjero planificó quitarle la vida a Pérez Canelón. Para cometer los hechos, en fecha 20 de diciembre de 2023, siendo las 9:00 de la noche, el imputado rentó el apartamento en dicho sector en la plataforma Airbnb; dicha renta iba a durar hasta el sábado 23 de este mes.

El Ministerio Público, en el expediente acusatorio, dice que el italiano, asistido por varias personas, llegó al lugar con varias maletas. A las 12:17 de la madrugada del día 21, llega al lobby de dicha torre la víctima Pérez Canelo, conforme se observa en las cámaras de seguridad, a bordo de un taxi conducido por una persona de su confianza, de nombre Manuel Antonio Rosario Santana, Junior, a quien esta le informó que la buscara como en una hora y media o en dos horas. A la 1:52 de la mañana Junior le escribió a la preguntándole si ya estaba lista, a lo que ésta le contesta que estaban hablando algo, que fuera como a las 4:00 de la madrugada.

«Posteriormente siendo las 4:07 a.m., el taxista Manuel Antonio Rosario Santana (a) Junior te escribe a la víctima Yenny Carolina Pérez Canelo diciéndole que ya estaba en el lugar para recogerla, y la víctima le respondió: ‘Sí. ven’, a lo que este le contesta «baja que ya estoy aquí ella le responde ‘ok’. Pasados unos minutos la víctima le escribe: ‘ven sube al piso 1 I entonces el taxista le pregunto que para qué, y ella entonces le responde que la espere como media hora, preguntándole el taxista: ‘subo o qué?’, y ella le contesta: ‘voy a bajar’. Siendo específicamente las 4:20 A.M.. la víctima le envió unos audios al taxista manifestándole ‘él me pagó y me pagó bien, él quiere dar una bailadita, espérame abajo que en 20 minutos bajo’, subsiguientemente le mando otro audio diciendo que el imputado estaba ‘endrogaísimo’ (drogado)'», asegura el Ministerio Público en el expediente.

«Luego la víctima Yenny Carolina Pérez Canelo llamó al taxista Manuel Antonio Rosario Santana (a) Júnior y le preguntó si había un chamo por ahí. a lo que este le responde que no había nadie; luego la víctima vuelve y le escribe como a las 4:40 A.M., dictándole que ya Iba. Después te envía otro audio diciéndole: ‘el chamo que viene es pareja de alguien que me conoce y son como chismosos, pero como no estoy en bajar'».

Y añade: «Mientras al taxista Manuel Antonio Rosario Santana (a) júnior, se encontraba esperando que la
víctima Yenny Carolina Pérez Canelo bajara, llegó a dicha torre Alex (a) Lalo y/o el Chamo, por lo que le escribió a la víctima y le dijo «el Chamo está aquí y va subiendo», mensaje que ya no fue contestado por la víctima. En las cámaras de seguridad de dicha torre se observa que Alex (a) Lalo y/ o el Chamo, subió y bajó como a los 15 minutos, mientras que el nombrado taxista Manuel Antonio Rosario Santana (a) júnior siguió llamándole y escribiéndole hasta las 6:10 A.M, y la víctima nunca bajó»
.

Siendo aproximadamente la 1:40 de la tarde del mismo día, dice el expediente, el taxista se comunica con la joven Yeisy Carolina Quinto Canelo, hermana de la víctima, para preguntarle sobre el paradero de su familiar, a lo que él le manifiesta que no había tenido contacto con ella, informándole éste dónde la dejó.

Más adelante, llamó a la exnovia del presunto asesino para saber sobre el paradero de éste, pero ella le manifestó que la víctima le dijo que su hermana «nunca había llegado a la torre». «Dicha información desesperó a la joven Yeisy Carolina Quinto Canelo, por lo que esta contactó a sus amigos para que la acompañaran a la dirección donde el taxista había dejado a la víctima Yenny Carotina Pérez Canelo. Estando en dicha torre un amigo de la joven Yeisy Carolina Quinto Canelo de nombre júnior llama al Raso Raúl Alexander Almánzar Galva P.N., ya que son conocidos, solicitándole que fuera al apartamento».

Cuando el raso llegó al lugar, los amigos y familiares de la víctima le explican la situación, de que ese fue el último lugar donde la víctima Yenny Carolina Pérez Canelo fue vista, por lo que entraron a hablar con el recepcionista del lobby. En ese momento el nombrado Richardson Alcántara Rodríguez, mientras estaban observando en las cámaras del lobby, vieron el imputado y la hermana de la víctima Yenny Carotina Pérez Canelo dijo que ese era el que estaba con la víctima, manifestando el recepcionista que esa persona no había bajado del apartamento, por lo que el agente decidió subir al apartamento.

«Cuando el raso Raúl Alexander Almánzar Galva P.N., y la joven Yeisy Carolina Quinto Canelo iban a tomar el ascensor, el imputado Michael Sosa (a) El Italiano venía bajando, topándose con elfos de frente. En ese momento la hermana de la víctima te pregunta por ésta, a lo que el imputado le respondió que Yenny se había ido e intentó irse, manifestándole el Raso Raúl Alexander Almánzar Galva P.N.. que no se fuera, y procediendo inmediatamente el miembro policial a informar a sus superiores y a pedir refuerzo, ya que notó una actitud nerviosa en mí imputado Michael Sosa (a) El Italiano, el cual estaba siendo esperado afuera del lobby por un motorista que al notar la presencia policial se fue».

Al llegar los refuerzos policiales, el Raso Raúl Alexander Almánzar Galva P.N., procedió a subir al piso 1 1 con el imputado Michael Sosa (a) El Italiano, la joven Yeisy Carolina Quinto Canelo y el recepcionista Richardson Alcántara Rodríguez. El italiano se notaba nervioso y hablando de forma incoherente, por lo que el encargado del Lobby indicó que es el apartamento PH3 en el cual se estaba hospedando, entonces el Raso Raúl Alexander Almánzar Galva P.N., debido a la desesperación de la hermana de la víctima por saber su paradero, procedió a requerirle las llaves del apartamento al imputado Michael Sosa (a) El Italiano, a lo que este negó, procediendo entonces a registrarlo, ocupándole en el bolsillo delantero derecho de su bermuda una llave color gris, con un Beper color negro de tres botones.

El Ministerio Público calificó el hecho como asesinato.

Publicaciones Relacionadas