‘Locas y atrapadas’, historia que atrapa

‘Locas y atrapadas’, historia que atrapa

Con “Locas y atrapadas”, Alfonso Rodríguez logra una historia acabada que supera todo lo creado en su carrera cinematográfica. Aunque varias veces el director de “Yuniol” ha dicho que no hace películas con la intención de ganar premios internacionales, este último material podría llenar las expectativas de un público extranjero.

La película. La vida de cinco mujeres encerradas en un ascensor por 12 horas logra conectar con un público más crítico que no va a las salas de cine solo a reírse, sino que busca más allá del chiste y la frase trillada.

Esta producción (que se estrena este jueves) proyecta una fuerte carga emocional a través del drama de una mujer víctima de maltrato, que no encuentra la forma de escapar del círculo de la violencia; una mujer engañada por su marido homosexual, la hija que se crió sin la presencia de una figura masculina y adquiere una personalidad fuerte como forma de autodefensa y la chica que, tras su sueño, se sumerge en el mundo de la prostitución, y aunque se avergüenza de ello, no haya escapatoria.

La gran revelación de esta producción fue la cantante de música urbana Melymel, quien personifica a Lola. La artista se luce con una fuerte presencia escénica y muestra su capacidad histriónica, lo cual podría abrirle las puertas a otras cintas.

La puertorriqueña Denise Quiñones (Clara), para ser una actriz con más experiencia se vio sobreactuada y le restó puntos a un personaje que pudo dar más en la cinta de casi dos horas.

La comunicadora Sabrina Gómez (Olivia) manejó a la perfección su papel de esposa engañada por su marido homosexual. Su escena con la modelo y ex Miss República Dominicana Eva Arias es una de las más atrevidas del largometraje.

Eva logró sus cinco minutos de fama en la pantalla gigante y su nombre podría verse entre los estelares de alguna producción criolla o extranjera. Dulcita Lieggi, bajo la piel de Amanda, da una de las lecciones más grandes a una sociedad con doble moral como la dominicana.

Bajo un rostro hermoso y una vida de riqueza se oculta una campesina violada que se mantiene atada a un hombre por mantener a su hijo y evitar que, como ella, sea víctima de la pobreza.

En tanto, la actriz peruana Silvana Arias Emmanuel, quien encarna a Sabrina, una joven que se prostituye para pagar sus estudios universitarios y darse una vida de ensueño no tiene tanta presencia, aunque su personaje, debido a su experiencia previa en telenovelas, no tiene desperdicios.

Cabe destacar las actuaciones de Carlos Alfredo Fatule y Héctor Aníbal Estrella, en su rol de esposos verdugos e infieles. También la participación de Javier Grullón, Albert Mena, Eduardo Santos, Bettina Victoria y Victoria Fernández, Miguel Arce y Marcos Bonetti.

Ningún personaje falta ni sobra en este filme de Alfonso Rodríguez, pero pese a la excelencia de la producción, el comienzo es un tanto flojo. Por su alto contenido sexual, su vocabulario subido de tono, y porque toca algunas temas espinosos, vetados en la sociedad, debe ser restringida para el público adolescente.

El cineasta indicó que el filme se realizó completamente en el país por los avances en materia tecnológica que se poseen y la digitalización de las salas de cines.

ZOOM

Producción
El filme fue realizado en tres semanas por las productoras Bonter Media Grou y Kaluana Films.

Patrocinio
Para la filmación se contó con el apoyo de Mercasid, Induspalma, Ferquido, Induveca y la plaza Silver Sun Gallery, donde se grabó el largometraje.

Musicalización
Pese a su excelente participación actoral, el “sound track” de la cinta, escrito e interpretado por Melymel, no estuvo a la altura de otros temas de la artista urbana.

Premier
La película fue estrenada el lunes en Palacio del Cine de Blue Mall.