Lockward: diseño político e ineficacia de organismos mantiene inestabilidad en Haití?

http://hoy.com.do/image/article/416/460x390/0/FF159155-B360-43BE-9C66-2DFE82669CEF.jpeg

Bogotá.- Haití es una responsabilidad hemisférica, no sólo por un asunto de solidaridad, sino en particular, porque como ha establecido la ONU, en su Resolución 1542, su inestabilidad es un peligro a la seguridad internacional y porque tras 17 años de intervenciones el mundo – y sus organismos – no puede decir, que no pudo resolver el problema, ni en lo más mínimo; sin embargo, las actuaciones deben ser con absoluto respeto a su dignidad e integridad; pero hay que revisar su sistema político, porque haciendo lo mismo, solo se obtiene, mas de lo mismo y, 22 años después de Duvalier, alguien más que los propios haitianos tiene la culpa de fracaso; sobre todo, por los daños a la economía en zona franca y turismo, a la salud y al medio ambiente que dejó el Embargo de 1991-94, expresó el Embajador dominicano en Colombia, Ángel Lockward, en una conferencia magistral en la Universidad del Rosario ante académicos y diplomáticos.

La emigración, expresó, que en los últimos años ha colocado:  en Canadá a 82,000 inmigrantes haitianos, 560,000 en Estados Unidos, básicamente en New York, New Jersey, Florida y Boston, 1,200,000 en República Dominicana, 75,000 en la Guyana francesa y otros territorios franceses del Caribe y 50,000 en Francia, para un total aproximado de 1,967,000 haitianos, le reporta ingresos en remesas de 1,870 millones de dólares, pero ya no es la solución, pues se lleva 8 de cada diez profesionales con educación superior, particularmente médicos.

El sistema político haitiano, subrayó,  que tiende a la dispersión, que requiere de 16 partidos para formar un gobierno, de más de 60 que participaron en las ultimas elecciones, contribuye a la inestabilidad política permanente que vive ese país; basta recordar, que en su anterior gestión, Preval gobernó “sin Gobierno 19 meses”, pues no pudo designar a un Primer Ministro durante ese tiempo por trabas en el Parlamento.

El Minustha con 7,068 hombres el pasado año, el 60% de los cuales son de ejércitos de América Latina, se gastó en un año 2007-2008, USD$ 561 millones de dólares y no ha logrado mantener la seguridad pública, pues hay más de 130 secuestros cada cuatrimestre, violencia e inseguridad fuera de control y, nadie sabe hasta cuando debe ser mantenido, para un precario control territorial: es más barato usar parte de ese dinero en formarle a Haití un ejercito nuevo, profesional y moderno, pues de lo contrario, las bandas y los narcotraficantes, se harán con el control  permanente del territorio, por donde según el Congreso Norteamericano pasa el 8% de la droga que entra a esa nación, explicó.

Haití requiere de la ayuda internacional, pero hay que entender, que tras 22 años de la salida de Duvalier, 15 años de la salida de Cedras, después del embargo de la OEA y de dos intervenciones en 14 años, algo no esta haciendo bien la comunidad internacional y, que con más de lo mismo sólo se obtiene lo mismo: inestabilidad política, concluyó.