Logran pactar pagos impuestos evadidos

http://hoy.com.do/image/article/204/460x390/0/23BBDEDC-FEF5-4FC3-AD33-546C4F14A0D6.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
La Dirección General de Aduanas ha pactado con importadores pagos ascendentes a RD$1,636, millones, 734,534.82 por impuestos no honrados y ya ha cobrado por ese concepto RD$151 millones 122 mil, 285 pesos.

Los datos fueron ofrecidos ayer por Miguel Cocco Guerrero, director de Aduanas, al participar en el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio, donde rechazó que el gobierno aplique una voracidad fiscal como afirmaran las presidentas del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y de la Asociación de Industrias, AIRD, Elena Viyella y Yandra Portela, a quienes llamó las dos “dulcineas”.

“Cuando me refería a las dos dulcineas, una más delgada que la otra, no quise hacer referencia pellorativa, pero al parecer, la sociedad dominicana y el sector importador prefieren el matriarcado al patriarcado”, dijo Cocco en alusión a Viyella, quien cuestionó la voracidad fiscal y a Portela, quien pidió la devolución de los RD$4,000 millones que tiene el gobierno de superávit.

Citó que el sector importador se ahorrará este año alrededor de unos RD$25,000 millones, por efecto de la reducción del costo o financiamiento en el retiro de mercancías de las aduanas y entrega de mercancías liquidables con créditos a 30 y 60 días.

En el país, añadió el funcionario, no podrá haber apertura comercial si no hay una renovación de los ingresos fiscales, “porque el Estado no puede quedarse manco, sin los recursos que aportan los aranceles”.

“No es posible un Estado justo, sin impuestos justos. No es posible una sociedad no traumatizada, sin repartición equitativa de la carga fiscal”, manifestó Cocco Guerrero, al cuestionar que el 82% por ciento de los impuestos los pagan las personas de menos ingresos.

LA LEY 28-01

También cuestionó la Ley 28-01 que crea la Zona Especial de Desarrollo Fronterizo, porque establece incentivos fiscales sin ningún control aduanero, convirtiendo un área territorial en un paraíso fiscal intraterritorial, que a su entender, conllevaría un alto sacrificio de los ingresos del Estado.

“Los otorgados incentivos han sido desviados de tal modo que se han introducido vehículos y bienes de consumo final, que ingresaron al mercado nacional tras recibir simples acondicionamientos para su venta”, dijo.

AUMENTO DE RECAUDACIONES ADUANAS

Cocco Guerrero también dijo que en los primeros ocho meses de la presente gestión, las recaudaciones subieron en 38.2% con relación a igual período de la gestión pasada, al pasar de RD$22,480 millones a RD$31,077 millones.

“Este incremento de las recaudaciones se producen a pesar de una apreciación del peso, que en promedio se apreció en 32.6% en los primeros ocho meses de la presente gestión”, explicó.

En ese orden, añadió que “si el tipo de cambio vigente fuera de RD$42.75 por US$1, tal como pasó en los últimos ocho meses de la pasada gestión, las recaudaciones totales hubieran ascendido a RD$46,131 millones”.

Afirmó que la tasa de cambio, que actualmente se cotiza a RD$28.88 por US$1.00, tiene un efecto decisivo inmediato en las recaudaciones aduanales, ya que afecta el valor CIF de las importaciones, que es la base del cálculo, bien sea para aumentarla y para disminuirla y que provoca el mismo efecto en la determinación final de los impuestos.

VORACIDAD FISCAL

Calificó como una exageración “inaceptable” la voracidad fiscal que algunos sectores han atribuido al gobierno, tras afirmar que la presión fiscal se mantiene en el país entre un 15% y un 16%, lo que entiende es pírrico para un país que tiene tantas carencias y necesidades distributivas.

Dijo que en estos momentos el gobierno tiene una gran urgencia de obtener más recursos para enfrentar la deuda social del Estado con los sectores más necesitado de la población.

Cocco Guerrero, en otro orden, apoyó la ratificación del acuerdo de libre comercio entre República Dominicana y Estados Unidos y confió en que conjuntamente con su entrada en vigencia, se apliquen medidas que tiendan a ayudar al gobierno a recuperar los recursos que dejará de percibir por la aplicación de aranceles ceros a una gran cantidad de productos importados.

Manifestó que la Dirección de Aduanas estableció una real operatividad en el proceso de valoración de origen de las mercancías, de determinación y control de los intentos de triagulación de origen y ha asumido con plena vigencia la apertura e incorporaciones que ha establecido la Organización Mundial de las Aduanas (OMA).

Refirió que el gobierno propuso poner otros impuestos a los alcoholes y gravar las ganancias financieras, pero que hubo oposición de los empresarios, teniendo las autoridades que recurrir al aumento de la Comisión de Cambiaria.