López Rodríguez insta a  la  JCE a actuar apegada a la ley y no ceder a presiones

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/505D4590-CF83-4848-BB32-3B5797234736.jpeg

LOYDA PEÑA
l.penahoy.com.do

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez exhortó ayer a la Junta Central Electoral (JCE)  actuar  apegada a la verdad y a las leyes, y  no ceder ante presiones, amenazas ni soborno, señalando que el orden y la paz dependen, en gran medida, de una justicia “responsable, pronta y eficiente”.

Durante una eucaristía que ofició junto al nuncio apostólico Joseph Wesalawski con motivo del 85 aniversario de fundación de la JCE, López Rodríguez  recordó a los miembros del organismo electoral, que en este momento los ojos y las esperanzas de todos los dominicanos están puesto en ellos.

El cardenal López Rodríguez reconoció que  ser miembro de la JCE no es fácil en un medio como el nuestro, donde dijo, no es fácil  descubrir la verdad de lo que se litiga y dar un veredicto final acorde con la verdad, sin ser objeto de las presiones y amenazas de los que se sienten perjudicados, ni mostrarse vertical y honesto.

Sin embargo,  señaló que la justicia no es genuina “si es parcial, remisa y demorada” y si no se fundamente en la verdad insobornable.

“Si en una sociedad la justicia se corrompe o no actúa con diligencia y eficiencia, se corre el peligro de volver a la ley de la selva, al imperio del más fuerte y a la venganza por cuenta propia, haciendo de este modo que la paz ciudadana no exista”, manifestó el prelado católico.

Aconsejó  no dudar jamás ante esas dificultades reales,  sino   que como “templos vivos” que son del Espíritu Santo,  pedir a él su acción, su gracia y su luz para discernir, especialmente en los momentos más delicados, como son las elecciones venideras.

Habla Castaños Guzmán.  El presidente de la JCE, doctor Julio César Castaños Guzmán, reiteró ayer al país, las garantías  que ese organismo no se apartará de sus postulados, y que al momento de la verdad ninguno de sus jueces “dará un paso atrás”.

Castaños Guzmán dijo que el día de las elecciones la Junta Central Electoral  a todo el mundo se le contarán sus votos “como si fuera una misión de santidad”.

“Este es un ejército en formación en el que cada quien tiene su historia, son nuestras carreras profesionales, nuestra honra, la verticalidad de nuestras familias las que están en juego; aquí nadie se va a equivocar porque todo el muerdo sabe lo que tiene que hacer, a lo que aspiramos y lo que queremos, creo que somos una Junta fuerte y justa”, dijo Castaños Guzmán.

La celebración

El acto de celebración  del 85 aniversario de la  fundación de la Junta Central Electoral se realizó en la explanada de la institución, con la participación  de autoridades civiles y militares, del cuerpo diplomático, delegados de los partidos políticos, funcionarios y empleados, y otros invitados especiales. Tanto el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, como el doctor Julio César Castaños Guzmán, reseñaron a groso modo las transformaciones que ha experimentado el organismo con el transcurrir del tiempo.

El cardenal López Rodríguez refirió que la JCE nació en 1923 durante la intervención norteamericana en el país, año en que se promulgó la Ley de Organización Comunal que consagraba la autonomía municipal.

López Rodríguez agregó que un años después, es decir, el 12 de julio de 1924, prestó juramento el presidente electo Horacio Vásquez.

Resaltó  que por una feliz coincidencia, el 85 aniversario del organismos electoral, al igual que en el año 1923, se celebraba en la tercera semana de pascua.

De su lado, Castaños Guzmán  dijo que desde su fundación la JCE ha tenido 26 presidentes, y citó entre sus grandes logros, la Ley Electoral, el padrón electoral fotográfico, el voto dominicano en el exterior, la creación de las circunscripciones electorales, la escuela nacional de formación electoral y de registro civil, el libro de extranjería, la automatización de los registros civil y electoral, entre otros.

En ocasión de su 85 aniversario, la JCE estrenó ayer una agrupación coral integrada por 40 voces, todos empleados de la institución, dirigidos por el maestro César Tabaré   Roque.