Los Alcarrizos en callejón sin salida por falta de avenidas con 20 años detenidas

15_09_2016 HOY_JUEVES_150916_ El País7 E

Los taponamientos por falta de grandes avenidas iniciadas en 1996 y dejadas en el abandono, falta de mercados públicos que cumplan con los estándares de calidad, mantiene estancado al municipio de Los Alcarrizos, de la provincia Santo Domingo.

Con miras a llamar la atención de las autoridades, organizaciones sociales, de desarrollo, vecinales, empresariales, choferiles, autoridades locales y otras, convocaron a un paro general de actividades para el miércoles 21 de este mes.
El anuncio del paro fue hecho en rueda de prensa en el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) por la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias para el Desarrollo de Los Alcarrizos (Cocdela), Unión de Empresarios de Los Alcarrizos (Udela), Patronato para el Desarrollo de Los Alcarrizos, El Frente Comunitario (Frescomal), Poder Ciudadano y los sindicatos del transporte.

Roberto Abreu, quien fungió de vocero, exigió al Gobierno la terminación de la avenida El Nuevo Camino, iniciada en 1996 por la gestión que encabezó el entonce presidente Leonel Fernández, paralizada meses después.

De igual modo, la terminación de la avenida Napoleón, que comunica al hospital Regional Vinicio Calventi con la autopista Duarte, ya que ambas vías contribuirían al desahogo vehicular y al mismo tiempo al desarrollo del municipio.

Llama a los moradores de la localidad, al comercio, sector educativo y choferil, respaldar el paro para que el Gobierno atienda los reclamos de una comunidad laboriosa que solo se toma en cuenta para tiempos de elecciones.

Exige a los munícipes abstenerse de abrir sus puertas el día 21 durante el paro de 12 horas que inicia a las 6:00 de la mañana y concluye a las 6:00 de la tarde, y a los padres que ese miércoles no envíen sus hijos a los centros públicos y privados.

Abreu, coordinador general de Cocdela, señala que Los Alcarrizos es un callejón sin salida, por falta de vías de desahogo que fueron iniciadas, pero paralizadas sin explicación.

En tanto que Mario Cabral, presidente del Patronato y Porvenir de Los Alcarrizos, recuerda que esa localidad lleva más de 15 años que exige las obras citadas sin respuesta hasta el momento, por lo que las autoridades no han dejado otro camino que las protestas.

De su lado, Gilberto Sánchez, presidente de Udela, explicó que los comerciantes se ven obligados a descargar sus mercancías en las aceras debido a que no hay otra opción, además del exceso de gasto en combustibles por los tediosos tapones.