Los asaltantes imponen su ley en sector del Distrito Nacional

Los asaltantes imponen su ley en sector del Distrito Nacional

Establecimiento víctima de delincuencia en varias ocasiones.

Los robos, asaltos y atracos a cualquier hora mantienen al grito a los residente del sector Los Restauradores Norte, en el Distrito Nacional, por lo que contemplan desarrollar acciones propias para defenderse de los delincuentes.

Los residentes del lugar señalan que viven una situación de inseguridad muy peligrosa con individuos que se mueven sobre todo en motocicletas, aunque también en automóviles, y que no respetan horas para actuar contra ciudadanos caminando, establecimientos comerciales y deliveries o mensajeros.

Presa del miedo

Guillermo Ventura, de la Junta de Vecinos Restauradora Norte, expresa terror “porque no pasa un día sin que se produzca un evento de delincuencia, llámase un atraco, un asalto o un robo, pero lo que más nos atacan son los motorizados”.

Señala que su esposa, su hija y nieta fueron víctimas de un asalto frente a su hogar, en la calle Juan de la Cruz Álvarez, a punta de pistola, pero que es una situación de todos los días en la zona.

Hace apenas dos semanas, narra, ante la presencia de vecinos, fue asaltado uno de los repartidores o mensajeros de Pedidos Ya, pero dos días después hicieron lo propio con uno del colmado Richard, todos a punta de pistola.

Puede leer: Policía identifica osamenta encontrada en campus PUCMM en Santiago

Es tan grave la inseguridad, que farmacias del lugar ya no ofrecen servicio a domicilio a partir de las 7:00 de la noche en el sector de Los Restauradores Norte, porque son asaltados con frecuencia y despojados de sus motocicletas.

A los atracos y asaltos hay que anexar la sustracción de retrovisores de vehículos, por lo que no existe un auto de los que amanecen en las calles que no haya sido violado.

Indica que las cámaras de video vigilancia captan las acciones diarias de los malhechores, sin embargo, no hay forma de que la Policía Nacional detenga las acciones, ya que no los localizan, pero si lo hacen son puestos en libertad si no hay una querella formal.

Plantean colocar verjas en algunas intersecciones, crear garitas con vigilancia las 24 horas, así como portones eléctricos para los residentes y control de acceso para los visitantes.

“En este caso, se identificarían los delivery que entran con más frecuencia, como los de los colmados, y a los demás se les buscaría una vía de control, como han hecho otros sectores”, apunta.

Llueven testimonios

Ramón Melo, del colmado Richard, denunció que dos de sus mensajeros fueron asaltados a punta de pistolas y despojado de sus motos.

Ciprián Félix, de la calle Olegario Tenares con Palo Pujols, definió el área como zona apache, ya que cualquiera que sale caminando es víctima de los delincuentes.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas