Los asaltos preocupan al comercio

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/EAD0E386-983C-4803-9070-62C8286D7861.jpeg

ELVIS LIMA
e.lima@hoy.com.do
La frecuencia   de atracos y robos preocupa  a los residentes en la parte baja y céntrica  del Distrito Nacional (Polígono Central), donde manifestan  preocupación por ese problema social, sobre todo en los dueños de colmados.

Durante un recorrido por  los sectores Naco, Gascue, Piantini, Arroyo Hondo, Las Praderas y Los Restauradores, los residentes y propietarios de comercio manifestaron sus quejas a reporteros de Hoy que recorrieron esos sectores.

Estadísticas extraoficiales revelan la ocurrencia de entre 15 y 20 atracos y asaltos diariamente.

La mayoría de los declaran tes atribuyeron la situación a la falta de vigilancia por parte de la Policía, mientras los delincuentes no tienen horas ni día específicos para delinquir.

“Aquí nadie está seguro. Yo mismo, lo que hago es cerrar el negocio más temprano que lo  habitual, aunque deje de prestar  el servicio a la comunidad, porque la vida no tiene precio”, comentó Félix Castillo, propietario del supercolmado Gisell, en  Naco.

Éste pidió al jefe de la Policía, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, que  incremente el patrullaje a pies y motorizado por la zona, a fin de disuadir a los malhechores y traer tranquilidad a los residentes.

Otros, afectados igualmente por los robos y atracos frecuentes, han limitado hasta las siete de la noche los servicios de delivery o envíos, como medida  preventiva, para que los motociclistas no sean  blanco de los delincuentes quienes, de acuerdo a los comerciantes, se valen cada día de nuevos métodos para cometer sus fechorías.

Además, han instalado a sus teléfonos el sistema de identificación de llamadas, para  ofrecer el servicio de delivery sólo a aquellas residencias cuyos números  son reconocidos.

“Hemos decidido suspender los servicios a aquellas personas que llaman desde un celular, porque uno de nuestros empleados fue atracado por desconocidos que llamaron para hacer un pedido grande, incluyendo varias bebidas caras, y devuelta de RD$3,000, quienes  al percatarse de la llegada del motociclista, lo despojaron de  la mercancía  y la devuelta”, relató Juan Ramón Cruz, empleado del supercolmado Auto Servicio Naco.

Dijo que a pesar de que el peligro es latente, han optado por no contratar vigilantes privados, para no despertar  la curiosidad de los delincuentes, de que en el negocio hay mucho dinero. “Mira, en  ese negocio de al lado hay vigilantes,  y se han metido más de cinco veces. Así está la cosa, mi hermano”, precisó Cruz.

Precaución.  Las familias  han optado por salir a encontrar a sus hijos  cuando éstos retornan a la casas.

Zoom

Piden ayuda

En sectores como Gascue y  Arroyo Hondo, muchos comerciantes han tenido que valerse de  la seguridad de los residenciales cercanos, quienes tienen instrucciones de auxiliarles tan pronto la circunstancia lo requiera. El administrador de una banca de apuestas, que opera en la calle Santiago del sector de Gascue, y quien pidió reservas de su nombre, informó a reporteros de Hoy que se mantiene vigilante a la llegada de cualquier cliente, ya que en el sector han sido  cometidos muchos robos y asaltos.“Lo que hemos decidido es que el vigilante que presta servicios en el residencial del lado tan pronto sentimos cualquier movimiento extraño lo llamamos mediante clave, y de inmediato el se acerca”, dijo.