Los Astros cerca de cumplir
un sueño que comenzó en 1980

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/9EA58801-FB43-4630-91EE-65EF930AE755.jpeg

HOUSTON (EEUU) (EFE).- Los Astros de Houston afrontarán el sexto partido de la serie por el campeonato de la Liga Nacional, con buenas expectativas, pero también con las grandes lecciones aprendidas en años precedentes, donde se han perdido de estar presentes en una “Serie Mundial” por diferentes circunstancias.

   Los Astros, que comenzaron su participación en el béisbol de las Grandes Ligas en el año de 1962, tuvieron su primera gran ocasión para estar presentes en un “clásico de octubre” en la campaña de 1980, con el estelar Nolan Ryan, como figura indiscutible de la rotación del equipo.

   Sin embargo, y pese a haber ganado los dos primeros partidos de esa serie por el campeonato de la liga del viejo circuito ante los Filis de Filadelfia, la novena de Houston no pudo al final administrar la ventaja, cayendo eliminados, al perder los siguientes tres compromisos de manera consecutiva.

   Ese año, el entonces gerente general de los Astros, Tal Smith, explicó que “esto era sólo el comienzo de una nueva etapa y no había que desesperarse porque en un futuro muy cercano, se darían otras ocasiones para llegar a la tan anhelada Serie Mundial”.

   Y los Astros, quizás guiados por las palabras de Smith, tuvieron una nueva oportunidad al siguiente año, que volvieron a desperdiciar ante los Dodgers de Los Angeles.

   Tuvieron que pasar cinco años, después de la eliminación ante los Dodgers en 1981, para que los Astros volvieran a llegar a una postemporada del béisbol profesional, que consiguieron finalmente disputar en 1986, guiados principalmente por el gran trabajo del serpentinero Mike Scott y de un bateo explosivo, con el cual lograron ganar un total de 96 partidos en la temporada regular.

   Pero ni la gran actuación de Scott, que ganó par de decisiones en la serie por el banderín de la liga del viejo circuito, al lanzar dos joyas de partido, puedo ver cumplido el sueño porque la novena de Houston volvió a claudicar.

   Esta vez ante los Mets de Nueva York, que posteriormente se coronaron campeones de las Grandes Ligas, al vencer en el “clásico de otoño” a los Medias Rojas de Boston.

   Y desde entonces hasta la actualidad, el equipo de Houston y pese a las palabras de Smith, no había vuelto a tener una clara oportunidad, algo que podría cambiar en las próximas 48 horas.

   Los Astros, que se clasificaron para la actual postemporada, luego de conseguir el “Wild Card” o comodín de la liga del viejo circuito, se encuentran a tan sólo una victoria de alcanzar algo que nunca han logrado en sus 43 años de historia.

   La serie ante el equipo de San Luis por el campeonato de la Liga Nacional de la presente campaña, está a favor de los Astros 3-2 y con dos partidos ha disputarse en el “Busch Stadium”, las opciones de clasificación de la novena de Houston, pasan por manejar, como lo han hecho en los últimos tres encuentros, a la peligrosa toletería de los Cardenales.

   Para estos dos difíciles compromisos, el manejador de los Astros, Phil Garner, contará con los brazos de los lanzadores Roger Clemens y Roy Oswalt, el primero, un veterano de mil batallas y el segundo, el único ganador de 20 partidos en la Liga Nacional en la recién finalizada temporada regular.

   Sin embargo, la historia y la trayectoria de los Astros cuando llegan los momentos decisivos no están de su lado, algo que esperan cambie ante los Cardenales.

   Los Astros tienen la ventaja de 3-2 en la serie, pero nada está todavía definido y la gerencia y los responsables de los Astros son conscientes de esa realidad y un nuevo descuido puede significar el pasar muchos años sin tener una nueva oportunidad de entrar en la orbita de jugar su primera Serie Mundial.