LOS BUENOS DIAS
Hace 40 años

RAFAEL MOLINA MORILLO 
Hace cuarenta años. O sea que aquellos que hoy tienen 40 años o menos de edad, no vivieron esos acontecimientos. Y los que entonces eran apenas niños, no pueden recordarlos. En otras palabras, más de la mitad de la población dominicana no vivió la experiencia de aquel impresionante movimiento por el respeto a la voluntad popular. Es nuestro deber recordar lo que pasó.

Memorizo con lujo de detalles aquel 24 de abril de 1965 y sus días sucesivos, y las semanas y los meses que sobrevinieron después.

Estábamos, por un lado, los que creíamos en una Constitución que debía ser respetada, y por el otro estaban quienes se creían con derecho a ignorarla y a imponer sus criterios unilateralmente. Los norteamericanos de las sombras intervinieron y se pusieron del lado oscuro. Miles de dominicanos murieron. Miles pasaron penurias. Miles quedamos desencantados.

Hoy, cuarenta años después, hay heridas restañadas y heridas abiertas. Cosechamos corrupción, impunidad, desvergüenza. Cosechamos injusticias, debilidad institucional, inseguridad. Pero abrigamos la esperanza de poder cosechar también una toma de conciencia cada vez más fuerte que nos ha de permitir, por encima de todos los obstáculos, salir a la luz e implantar el anhelado Estado de Derecho que no se pudo reinstaurar en 1965.

Que así sea. Loor a todos los heroes, conocidos y anónimos, del 1965.

r.molina@verizon.net.do