LOS BUENOS DIAS
Memoria ciudadana

RAFAEL MOLINA MORILLO
Hace algunas semanas me quejaba porque a veces me faltan temas para esta columna. Un lector de Santiago (Rafael Despradel) quiso consolarme con la idea de que me convierta en “memoria ciudadana”, o sea llevar un record de los temas que se denuncian en los periódicos y luego se olvidan en el camino.

Agradezco la buena intención del lector, pero ¡caramba!, qué tarea tan difícil sería esa de llevar un registro de tantas acusaciones públicas que salen a la luz cada día, tantas promesas políticas, tantas denuncias de corrupción, tantos casos de impunidad.

Lo de la “memoria ciudadana” consistiría, pues, en recordar a la sociedad cada caso cada vez que uno de esos temas “salga” de los medios de comunicación.

Lo malo es que, como nunca se resolverán, esos casos continuarán acumulándose más y más, con el peligro de que en el menor descuido podrían sepultarnos o aplastarnos sin remedio.

La “memoria ciudadana” no debe ser, entonces, función de una sola persona. A todos nos toca un pedazo de responsabilidad para evitar el colapso social que se ve venir. No nos crucemos de brazos en espera de que alguien aparezca el dia menos pensado para salvarnos. Nos corresponde a todos impedir que la impunidad sea la regla y el castigo la excepción. Alentemos, pues, la “memoria ciudadana colectiva”.

r.molina@verizon.net.do