LOS BUENOS DIAS
Pesitos más, pesitos menos

RAFAEL MOLINA MORILLO
Hay serias diferencias de criterio en lo más alto de la Junta Central Electoral, que nos confirman el aserto popular de que en este país se le ha perdido el respeto al dinero.

Mientras el pleno del organismo encargado de organizar y supervisar los procesos electorales ha solicitado una asignación de 747 millones de pesos para poder dar cumplimiento a la Ley de Primarias, uno de sus miembros más calificados y experimentados (el juez Salvador Ramos) sostiene que el mismo trabajo puede hacerse con sólo sesenta o setenta millones.

¡Vaya con la diferencia! Estamos hablando de unos 680 millones de pesos de diferencia entre lo que dicen unos y lo que afirman otros jueces del más alto tribunal electoral. No es cuestión de pesitos más o pesitos menos, como diría el gallego de Trespatines, sino de una suma respetable extraída del bolsillo de los ciudadanos que pagamos impuestos y que tenemos derecho a que se nos explique por qué esa tremenda incongruencia.

El asunto no es tan simple como para dejarlo encerrado dentro de las cuatro paredes de la JCE. Por el contrario, el tema debe saltar al tapete público y debatirse a la luz del día, bajo la supervisión de la Contraloría General de la República, para garantizar una total claridad y transparencia de lo que va a ser el manejo de tanto dinero público.

Se dirá que ¡total! solo se trata de unos milloncejos devaluados, pero? son NUESTROS milloncejos, y nos duele que se les trate como si fueran cheles coloraos.

r.molina@verizon.net.do