LOS BUENOS DIAS
Rectificar es de sabios

RAFAEL MOLINA MORILLO
Lo ideal sería no cometer errores, pero una vez cometidos, lo mejor es admitirlo y corregirlos a tiempo.

Nada más hermoso que cuando alguien dice “Yo me equivoqué”, y mejor todavía si después agrega: “Ahora voy a enmendar mi error”.

Eso es lo que ha hecho el Gobierno, empezando por el Presidente de la República con su rápida derogación del malhadado Reglamento 301-05 que ponía bozal y mordaza a los ciudadanos dominicanos.

La anunciada creación de una Comisión especial para que redacte un proyecto de ley que regule los espectáculos y la radiofonía sin perjudicar los derechos humanos, constituye una buena señal de que realmente no hay intención oficial de imponer el silencio.

Ahora, a trabajar! Que el revivido Reglamento 824 tenga pocos días de vida, es mi mayor deseo. Para vivir sin sobresaltos, sin amenazas y sin temores.

r.molina@verizon.net.do