Los cojines marcan estilos, adornan y visten

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/BBF0CE27-DE83-4FD5-9B79-07F25AE05659.jpeg

Los cojines son el complemento por excelencia del hogar. En todas las culturas y en todos los tiempos han sido utilizados como ornamentos útiles y  multifuncionales. Revelan y marcan el estilo de un espacio

En la sala, el comedor, los dormitorios, los cojines adornan y visten una estancia, reflejan el estilo de un ambiente y dan confort. Enfundados en suaves tejidos y rellenos de plumas, algodón u otros materiales, son bellos adornos que invitan al descanso y a la relajación.

Los cojines se seleccionan de acuerdo al gusto y necesidades de cada cual, imprimen un toque de personalidad, originalidad y estilo a cada uno de los lugares que habitan, generando contraste, armonía y versatilidad en los muebles y espacios donde se ubican.

En definitiva, el cojín muestra una tendencia del estilo que se pretende mostrar y que reina en el hogar.

 

Marcando un estilo

Es un objeto que brinda comodidad, un accesorio que le da vida y personalidad a los espacios. Son el punto de decoración dentro de un sofá y su presencia, lejos de quitarle protagonismo a los otros objetos de la habitación, resalta los elementos que lo rodean.

Por tanto, hay que ser cuidadoso a la hora de seleccionar un cojín, ya que éste debe ser acorde con el estilo imperante de la habitación en la que reposan.

Actualmente, la moda invita a personalizar los espacios favoritos con cojines de diferentes formas, texturas y colores. Grandes o pequeños, de forma cuadrada, redonda o rectangular, con estampados o en lisos de diversos colores, los cojines otorgan vida a los muebles.

Las tendencias apuestan hoy por ambientes modernos, de vanguardia, por los contrastes. El terciopelo triunfa, por su fina textura y matiz brillante; los estampados y bordados de seda causan furor, siguen la premisa barroca del momento y resaltan y dan vida a su alrededor. La seda sigue dominando los espacios. Viste, es muy elegante y fina.

La moda incita a combinar estilos y formas. Seda, brocado, terciopelo, algodón, cojines grandes cuadrados, acompañados de otros rectangulares, seguidos de unos más pequeños.

Hay distintos estilos de cojines. Las líneas más clásicas del diseño están a la disposición del público nostálgico, con tejidos y figuras que nunca pasan de moda. Son usualmente elaborados en seda y tienen bordados que resaltan el colorido del estampado de la tela.

El estilo minimalista destaca por ser unicolor y sencillo. Estos cojines se colocan para combinar y crear contrastes con los colores de una habitación.

Los cojines de algodón, una textura suave y amable al tacto, son ideales para colocarlos en el dormitorio, o en un sofá o sillón destinado para el reposo. Lucen y brindan comodidad.

  

Formas y colores para personalizar los espacios

Las formas también varían. Los hay cuadrados, rectangulares, redondos y con formas temáticas, de animales, dibujos animados, etc.

No obstante, la forma cuadrada sigue siendo la más frecuente, sobre todo en los lugares de reunión como el salón, aunque ahora presentan ángulos más redondeados.

Las medidas más populares son: 80×80, 90×90, 40×40, 45×45 y 30×30. Estos cojines cuadrados se pueden combinar con los rectangulares 30×40, y 30×60, siendo ésta una medida que marca tendencia.

En cuanto al colorido, el color de esta temporada es el marrón, y todos los colores tierra, los cromatizados, y los colores fuertes, como el naranja. Los contrastes y combinaciones inspiran esta temporada.

Para dar vitalidad a un sencillo dormitorio, basta con ambientarlo con cojines que den juego gracias a su colorido, mientras que los cojines del sofá, deben dar una sensación de frescura y modernidad.


Comodidad y confort

Pero más allá de vestir un ambiente, la función original del cojín es brindar comodidad al hogar.

Es un objeto que ha sido creado como elemento de confort, sirve para apoyar en él alguna parte del cuerpo, de modo que las superficies duras no maltraten o tallen, también se utilizan para adoptar una posición determinada con el cuerpo. Brindan comodidad al recostarse, sirven para apoyar la cabeza, para sentarse o arrodillarse en el piso, para descansar la espalda y el cuello.

El cojín viste un rincón, o un mueble y eleva el grado de confort de una silla, un sofá, sillón o la cama  para el descanso. Útil y bonito el cojín es el complemento más popular y amable de un hogar.

EFE-Reportaje.