Los contadores de RD se forman con deficiencias

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/29205CBB-C7C2-4990-A0A4-50150EA3945A.jpeg

POR ALEIDA PLASENCIA
El director de la Escuela de Contabilidad de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Norberto Hernández, afirmó que los contadores dominicanos están formándose con serias deficiencias que, de no corregirse ahora, pudieran llevarlos a perder la competencia frente a profesionales de otros países.

Sostuvo Hernández que le preocupa que el contador local pueda salir de competencia en el marco del proceso de apertura  y específicamente del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos  (DR-CAFTA) y ser desplazado por profesionales extranjeros.

Hernández fue entrevistado  en el Encuentro Económico de Hoy  en compañía de Uri Mateo, Deibi Cabrera y Jonathan  José Bencosme,  estudiantes de término de esta carrera.

A su juicio las empresas extranjeras que se instalen en el país, contratarían personal del exterior si no lo encuentran localmente con el perfil de preparación  requerido.

Al resaltar la demanda que tiene esta carrera, dijo que es usual que cuando se apertura una universidad una de las primeras carreras con que inicia es contabilidad. Refirió también que sólo en la UASD hay alrededor de 17 mil estudiantes de contabilidad, entre la sede y los centros regionales.

No obstante, consideró Hernández que el profesional de la contabilidad del país no está acorde con el perfil de las necesidades del empresariado de hoy.

“Hoy en día, en que acaba de entrar en vigor el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (DR-CAFTA), lo que se espera del profesional de la contabilidad no es ni parecido “a lo que se nos enseñó a  nosotros hace 15, 20 o 30 años” aseguró.

“A nosotros se nos enseñaba una contabilidad de escritorio. Al profesional se le decía usted va a hacer un estado financiero, y se le colocaba en un cuarto cerrado por allá”, sostuvo. Explicó que la tarea del contador era preparar un estado financiero, hacer la conciliación bancaria, resolver los problemas laborales y de impuestos.

Agregó que mientras que quien se encargaba de determinar qué hacer con la información generada por el contador era el dueño de la empresa. O sea, la interpretación de esos datos era  responsabilidad del dueño de la empresa..

En cambio, -dijo Hernández- en la actualidad el contador necesita saber inglés, manejar programas de informática y tener capacidad de análisis,  para formular incluso recomendaciones, explicó.

Consideró que debe llevarse un trabajo conjunto de todas las universidades con miras a cambiar el perfil del profesional de la contabilidad, mejorando el programa de estudio a fin de ponerlo a tono con los requerimientos de las empresas.

Sugirió un estudio para determinar qué necesita el empresariado, qué tipo de profesional necesita. Informó que maneja una unidad en la Escuela de Contabilidad de la UASD de captación de expedientes de estudiantes de esta área para fines de insertarlos en el mercado laboral.

Según explicó, los empresarios cuando devuelven los expedientes señalan cuáles son las deficiencias principales de los estudiantes referidos en los mismos, y usualmente citan fallas relacionadas con técnicas aplicadas a la preparación de costos de producción.

Es necesario, dijo Hernández, que en todas las escuelas de contabilidad del país se fortalezca ese aspectos, de manera tal que se empiece a preparar un profesional que esté a tono con esa necesidad.