Los daños aumentan en el Cibao

POR LLENIS JIMÉNEZ Y ANSELMO SILVERIO
Una persona murió en Puerto Plata, diez comunidades están aisladas en Jarabacao, alrededor de un centenar de familias perdieron sus viviendas y los productores de arroz de las zonas bajas del río Yaque del Norte temen por la cosecha porque los campos están anegados lo que impide la recolección que debió iniciarse. La Oficina Nacional de Meteorología informó que las lluvias seguirán hoy en gran parte del país, por la incidencia de un sistema de baja presión que está al sur de Haití.

El sistema de baja presión interactúa con una vaguada en el noreste y una onda tropical al sur.

Las lluvias se estiman que continuarán entre débiles y moderadas, con tronadas y ráfagas.

Asimismo, se mantuvo e aviso contra inundaciones en zonas bajas del Suroeste, Noreste, Sureste, el Cibao incluyendo el área del bajo del río Yuna.

El director de la Defensa Civil en Santiago, Máximo Ventura, dijo que el desbordamiento del río Yaque del Norte y todos sus afluentes a causa de los aguaceros de los últimos días destruyeron 65 viviendas en esa ciudad y en Palo Verde.

A su vez, el síndico de Puerto Plata, Ramón Ortiz, dijo que una persona murió y 25 familias perdieron sus viviendas y sus bienes en Los Domínguez, a consecuencias de las inundaciones.

Asimismo, el síndico de Jarabacoa, José Antonio Abreu, dijo que más de diez comunidades fueron declaradas en emergencia por el ayuntamiento luego que las carreteras fueron destruidas por derrumbes. El síndico Abreu dijo que el tránsito por la carretera de Manabao está paralizado y ayer brigadas de la secretaría de Obras Públicas trataban de restablecer el tránsito.

Ventura indicó que en las zonas arroceras de Castañuelas y el bajo Yaque del Norte están completamente anegadas y que los productores temen que se podría dañar la producción porque ya debió cosecharse.

Las lluvias de las últimas horas acompañadas de tormentas eléctricas, causaron apagones al afectar los circuitos en amplias zonas del Noroeste.

Ventura indicó que la crecida del Yaque del Norte inundó Palo Verde y los barrios Albinar, Las Flores y la finca La Bonita. De los barrios fueron sacadas 50 familias, mientras que de Palo Verde fueron evacuadas 15 más, las que están alojadas en el local de una iglesia evangélica del kilómetro 20 de la carretera a Monte Cristi.

Explicó que de la presa de Tavera se están sacando 150 metros cúbicos por segundo para evitar que se eleve por encima de su capacidad pero esto produce crecidas aguas abajo, y consideró que esto contribuyó a las inundaciones en Palo Verde y Castañuelas y del proyecto agrario Bajos Yaque del Norte.

Agricultores solicitaron ayer a las autoridades agropecuarias que le den auxilio ya que toda la producción de arroz está bajo las aguas. En esta zona llueve consecutivamente por cuatro días.

EN PUERTO PLATA

Las inundaciones, dijo Ortiz, también arrasaron el pavimento de de calles de Puerto Plata y destruyeron más de 20 vehículos fueron arrastrados por las aguas. Alrededor de 20 barrios fueron afectados por las inundaciones, dijo el síndico, pero la zona hotelera no fue afectada.

Los organismos de socorro oficiales han entregado a los damnificados colchones y alimentos, dijo Ortiz. Ortiz indicó que algunos puentes de Puerto Plata quedaron obstruidos por palos y basura en Villa Progreso, Invi, Playa Oeste, Los Domínguez y Haití.

Indicó que el puente ubicado en la calle 30 de Marzo, en el centro de la ciudad, quedó en mal estado. Señaló que han logrado sacar parte del lodo que inundó los barrios, con ayuda de los bomberos y la cooperación de personas y empresas. “Puerto Plata se recupera rápidamente”.

Indicó que por la ciudad cruzan 16 arroyos y cañadas que se desbordaron, lo que produjo pérdidas de muchos “muchos equipos electrodomésticos, muebles, vehículos levantados y arrastrados por las lluvias en diferentes puntos de la ciudad, principalmente en la parte baja”.

El síndico Ortiz señaló que el Ayuntamiento carece de recursos para asistir a las personas afectadas por las inundaciones.