Los favoritos
Licey y Escogido se ven mejores para el Round Robin

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/509D5792-F2AA-4687-9710-8A2E687EB40B.jpeg

Llegó el momento en que los hombres se separan de los niños en la pelota invernal dominicana cuando desde esta noche se inicie el Round Robin con enfrentamientos entre los Leones del Escogido y los Toros del Este en el Estadio Quisqueya, mientras que los Tigres del Licey visitarán a los Gigantes del Cibao.

Si hay algo que se puede resaltar a plena cabalidad es que los cuatro equipos tienen mucho talento en sus filas luego de clasificarse a la postemporada y dejar fuera por primera vez en 18 años a las Aguilas Cibaeñas.

Pero a pesar de todo, hay dos grandes favoritos para salir al terreno y llevarse un puesto para la serie final: Tigres del Licey y Leones del Escogido.

En el caso de los actuales campeones, tienen una rotación de pitcheo impecable que la comanda el dominicano más prometedor en las Grandes Ligas con Ubaldo Jiménez, quien debutó el pasado domingo con cinco entradas de apenas una carrera.

Junto a Ubaldo, aparecen en el cuerpo de abridores los veteranos Ramón Ortiz y Jorge Sosa y la completa el importado Jason Standridge, seleccionado en el draft de refuerzo de las Aguilas Cibaeñas.

Se esperaba poder contar con los servicios de Ervin Santana, pero el derecho de los Angelinos decidió no lanzar a último minuto.

En la ofensiva, el Licey cuenta con material de Grandes Ligas en cada una de sus posiciones, con el receptor Ronny Paulino, el inicialista Juan Miranda, el intermedista Anderson Hernández, el antesalista Ronnie Belliard y el torpedero Erick Aybar. En los jardines, mientras tanto, aparecen Jake Fox, José Bautista y Emilio Bonifacio. El designado debe ser Wily Mo Peña.

Eso deja en la banca nombres como los de Willy Aybar, Eric Byrnes y otros bien reconocidos, incluyendo el del receptor Matt Tupman.

El Escogido, que ganó la vuelta regular, llenó sus huecos en la ofensiva al contratar a Brayan Peña y quedarse con los servicios de Kevin Barker y Brian Myrow en el draft de importados.

En la rotación abridora aparecen Francisco Liriano, Nerio Rodríguez, Edward Valdez y Heath Phillips. En el bullpen es que los Leones podrían dominar a todos, con la suposición de Francisco Cordero cumplirá su palabra de lanzar y que un ya firmado Fernando Rodney también se unirá a José Veras, Santiago Casilla, Nelson Payano y Manny Corpas.

Pero los Gigantes no tienen nada que envidiarle a nadie, con dos de los principales candidatos al Jugador Más Valioso en su alineación como son Juan Francisco y Wilson Betemit, además de un Nelson Cruz que integrará la casa de poder de San Francisco de Macorís.

Con bateadores oportunos como Wilson Valdez, Ramón Santiago y Alexi Casilla, la ausencia de Brayan Peña podrían no ser significativa para los francomacorisanos.

La rotación abridora para comenzar la primera semana mete miedo, encabezada por el zurdo Rafael Pérez y seguida por José Capellán, Evan MacLane (llegado en el draft) y Aquilino López.

El problema podría encontrarse si Pérez no pasa de su primera apertura como se ha especulado por una decisión de los Indios de Cleveland o si Capellán es reclamado por el equipo asiático que lo firmó para el verano.

Los Toros fueron los grandes perdedores del sorteo de importados al seleccionar a Jack Cassel, Ben Jukich y Jorge Julio, tres brazos que no deben aportar gran cosa para un relevo que ya hizo un gran trabajo y no necesitaba mejorías notables.

El cerrador Julio Mañón es una pieza importante tras sus 17 salvamentos y la ofensiva combinada de Ricardo Nanita y Víctor Mercedes sigue siendo la bujía inspiradora del juego de La Romana.

Lamentablemente, los Toros no aprovecharon sus oportunidades de verdaderamente fortalecerse en el sorteo y parece que terminarán pagando esos platos rotos temprano en el round robin o serie de 18 partidos de Todos contra Todos que inicia hoy.