Los fondos europeos no llegan a la frontera

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/F790E704-57EA-4901-B714-A394690F765E.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Los fondos de ayuda provenientes de la Unión Europea, a través del acuerdo de Cotonú, nunca llegan a la frontera, porque que se desvían a provincias más desarrolladas como La Romana y Santiago, denunciaron los senadores Manuel Ramírez y Dignócrates Pérez, representantes de Elías Piña y Pedernales, respectivamente.

Ambos congresistas reconocieron las buenas intenciones de Onofre Rojas, nuevo director de la Oficina Nacional para los Fondos Europeos de Desarrollo (ONFED), entidad que canaliza los recursos de Cotonú, pero consideraron que esa zona del país necesita más acciones y menos burocracia.

“Hace tiempo que escuchamos que esos programas van a beneficiar a la frontera, pero lo que llegan son migajas, porque también se gasta mucho dinero en viajes y consultorías, mientras en los hechos es poco lo que recibimos”.

Dijeron que muchos funcionarios de la ONFED tienen esos puestos para resolver sus problemas y hablar mentiras en Europa.

“Por eso tenemos que hacer lo posible porque Rojas, un hombre de buenas intenciones, haga algo, porque ahí siempre ha habido un grupo de zánganos que nunca ha hecho nada”, refirió Pérez durante su participación en el almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio.

De su lado, Dagoberto Rodríguez, senador por la provincia Independencia,  coincidió con Pérez y Ramírez, pero destacó que en la zona fronteriza se han hecho microrealizaciones en beneficio de las comunidades más empobrecidas.

Refirió, además, que para el empuje de las pequeñas y medianas empresas, hay disponibles 40 millones de euros, a una tasa del 7% anual, con un período de gracia de seis meses a dos años,  que se pueden invertir  en las áreas de minería, reforestación y turismo.

“Realmente nuestra región no recibe la mayoría de los recursos que deben llegar. Yo, por ejemplo, pagué un estudio, en 1994, sobre la viabilidad del mercado de Jimaní y lo puse en manos de varios jefes de la ONFED y nunca hicieron nada”.

Agregó que en cuanto a los fondos, esa provincia entró a Lomé  IV y a Cotonú por las condiciones de precariedad de toda la zona fronteriza, “pero ahora es cuando vemos la buena voluntad, porque Rojas se ha reunido con nosotros para discutir algunas ideas”.

 De hecho, lo vamos a llevar a las provincias fronterizas para establecer con la gente cómo se desembolsarán los préstamos para las pequeñas y micro empresas”, expresó.

La zona fronteriza está integrada por Pedernales, Independencia, Elías Piña, Bahoruco, Valverde, Santiago Rodríguez, Montecristi y Dajabón.

DE LOME IV Y COTONU

El 28 de febrero del 1975, la Unión Europea (UE) canalizó la ayuda internacional a un grupo de países de África, Caribe y Pacifico (ACP) a través del acuerdo de la Convención de Lomé.

 La finalidad del mismo era promover y acelerar el desarrollo económico y cultural de los Estados ACP, mediante múltiples formas de cooperación.

La República Dominicana se integró a ese bloque a finales de 1989, para lo cual se creó  la Oficina Nacional para la Convención de Lomé IV.

A raíz de la firma del acuerdo de Cotonú en junio del 2000, cuyo objetivo es erradicar la pobreza mediante la integración de los países ACP a la economía mundial, el ex presidente  Hipólito Mejía dispuso el cambio de nombre de la Oficina Nacional para la Convención de Lomé IV, por el de ONFED.

Esta entidad se encarga de la definición, administración, evaluación y seguimiento de los programas de cooperación multilateral, con el objetivo de aprovechar los recursos que se ofrecen a la República Dominicana, a través del acuerdo de Cotonú.

La ONFED depende del Poder Ejecutivo, como órgano ejecutor de las funciones que le han sido asignadas.

Su dirección esta a cargo de un ordenador con rango de Secretario de Estado y dos ordenadores delegados con categoría de subsecretarios de Estado.