Los generadores de divisas se quejan de la baja

http://hoy.com.do/image/article/34/460x390/0/84070AAA-BC2A-4D37-8081-C01239B2AF27.jpeg

POR FAUSTO ADAMES
Pese a que  el dólar se situó entre RD$28.75 y RD$29 para la compra el pasado viernes 12 de noviembre, su nivel más bajo de los últimos 18 meses, puesto que en mayo del 2003, la divisa norteamericana se colocó entre RD$28.21 y 28.51 para la compra, otra vez ha comenzado a repuntar y al cierre de esta sección se encontraba entre los RD$29.85 para la compra y los RD$31.25 para la venta en las agencias de cambio.

Representantes del mercado y de los sectores generadores de divisas han exteriorizado su preocupación de lo peligroso que resultaría para el mercado, la inestabilidad del tipo de cambio.

Un reflejo de ello fue que mientras la moneda extranjera experimentaba la baja cotización  del período señalado, las operaciones de compra y venta de divisas fueron prácticamente ”nulas” y según los agentes de cambio, si las actividades se mantienen con ese mismo ritmo, es posible que el precio de la moneda siga descendiendo.

La baja demanda en la compra del dólar es atribuida a la falta de pesos en el mercado para adquirir la moneda. En esa semana, los bancos comerciales ofrecían la moneda norteamericana entre los  RD$28 y RD$28.78, a diferencia de los RD$30.00 que costaba el lunes pasado y la compraban a RD$28, mientras en las agencias de cambio el dólar se vendió entre RD$28 y RD$29, en tanto que para la compra la tasa osciló entre los RD$28 y RD$28.30.

TURISMO Y REMESAS

En lo que esto ocurre, representantes de los sectores turísticos y de las remesadoras exhortan a las autoridades monetarias a establecer una política de estabilidad de la tasa de cambio, en niveles favorables para la economía que no perjudiquen la competitividad de los sectores generadores de divisas.

Al respecto, Johnny Bernal, ex presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), dijo que los niveles actuales de la tasa de cambio, entre RD$29.00 y RD$30.00 por US$1.00, afectan la competitividad del turismo.

En tanto, el presidente de la Asociación de Empresas Remesadoras de Divisas (Aderedi), Freddy Ortiz, considera que la baja en la tasa de cambio se debe a la falta de circulante, lo que ha reducido considerablemente la demanda.

Según Ortiz el dólar está por debajo de lo que demanda la economía y recordó que en una ocasión el mismo gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, declaró que lo ideal era estabilizar la tasa de cambio entre los RD$35 y RD$38 por US$1.00.

Por tanto, Ortiz recomienda a las autoridades monetarias, establecer una estrategia para determinar cuál es el nivel ideal de la tasa de cambio e inicien acciones para que el dólar se cotice a un precio competitivo y estable.

POSICIÓN DEL GOBIERNO

Y mientras sigue el sube y baja, el director de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapres) afirmó que el gobierno prevé que la tasa de cambio del dólar para el próximo año fluctuará entre RD27.00 y RD31.00, pero que en las negociaciones que se realizan con el Fondo Monetario Internacional, FMI, accedieron a estimar un tipo de cambio de RD$37.50 para las proyecciones de ingresos y gastos públicos, “para tener un colchón por lo que pueda pasar”.

El economista Rubén Peña Pichardo afirma que si el país pacta con el FMI un nuevo acuerdo o reanuda el suspendido, el tipo de cambio para el próximo año oscilaría entre los RD$27.00 y RD$31.00.

También el pasado lunes, el secretario Técnico de la Presidencia, Juan Temístocles Montás, dijo que el Presupuesto del 2005 está siendo diseñado sobre la base de una tasa de cambio de RD$37.00 por US$1.00.

Esta declaración de Montás fue criticada por sectores ligados a la economía, por considerarla como “una señal” del nivel a que el gobierno quiere que se coloque la tasa de cambio.

 El mismo día de la declaración de Montás, el dólar detuvo la tendencia bajista y cerró a RD31.00, con un alza de casi RD$2.00.

Sobre este aspecto, Peña Pichardo advierte que los RD$37.50 por US$1.00 aceptado por las autoridades como referencia para el presupuesto del próximo año, no representa la “percepción” del gobierno del nivel que tendrá el tipo de cambio, sino que en la negociación con el FMI se acogió ese rango “por la experiencia de la gestión pasada”, que en el diseño del presupuesto del año en curso proyectó originalmente una tasa de RD35.00 y en la práctica llegó a más de RD55.00 por US$1.00.

Peña Pichardo dice tener información de los sectores receptores de divisas, que de un promedio diario de US$37 millones de ingresos a la economía, ha subido a US$45 millones.

OPINIONES ENCONTRADAS

También, las expectativas de nuevos retrocesos de la moneda estadounidense frente al peso, se fundamentan en que próximamente la economía recibirá una inyección importante de recursos en dólares derivados del nuevo acuerdo Stand By con el FMI que, además, desencadenará otros desembolsos pendientes de organismos multilaterales de créditos. 

En este contexto, cobra fuerza el debate privado sobre los efectos del fenómeno en las empresas generadoras de divisas y en las propias finanzas públicas.

Sobre el particular existen dos corrientes contrapuestas: una que plantea que la continua pérdida de fuerza del dólar afectará la competitividad de los generadores de divisas y otra que señala que aún bajando hasta RD$30.00 por US$1.00, el precio del dólar sigue siendo casi el doble del que prevaleció hasta el 2002, por lo que se descarta el argumento de rezago competitivo.

Quienes así opinan, recuerdan que los sectores turismo, zona franca y exportador, llevan cerca de 24 meses beneficiándose de la devaluación y acumulando grandes dividendos, por lo cual la reducción de la tasa de cambio no les afectará en gran medida.

Otros observadores entienden que el precio del dólar seguirá bajando hasta un tope prudente que permita a las autoridades gubernamentales, resolver el faltante fiscal de RD$9,000 millones que la reforma fiscal recién aprobada no pudo suplir.

Por consiguiente, los “billetes verdes” podrían continuar en declive durante esta semana, según las expectativas del mercado.

Sobre este último brinco, el economista y consultor Luis Núñez, así como Ortiz, coinciden en que no ha ocurrido nada que revierta esta tendencia en la semana.

“Después del anuncio de financiamiento petrolero y considerando que toda la mercancía de Navidad ya se importó, creo que no habrá presión en la divisa”, afirma Ortiz.

Para Núñez “el peso no debe reevaluarse más de lo necesario. Hay que pensar cómo evitar que una caída muy fuerte de la prima afecte a los generadores de divisas”.

VERSIÓN DE ADOEXPO

Por último, el presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO) es de  los que piensan que para el país lograr ser competitivo, es imperativo que el gobierno consiga la estabilidad cambiaria y que amplíe las facilidades crediticias para este sector. José Flaquer López entiende que la estabilidad cambiaria contribuiría a producir la competitividad que el sector exportado necesita, pero también que es imperativo que el gobierno amplíe las facilidades crediticias al sector productor-exportador, a tasas de interés competitivas.