Los Gigantes apalean al Licey

Por segundo día consecutivo, los Gigantes del Cibao y los Tigres del Licey montaron un espectáculo de ofensiva con pocas comparaciones en el béisbol invernal dominicano.

El jardinero Nelson Cruz disparó dos cuadrangulares, incluyendo uno con las bases llenas, y los Gigantes apalearon 21-13 al Licey, en el estadio Quisqueya.

Cruz remolcó diez carreras para los Gigantes, que en la previa conectaron siete jonrones y fabricaron 16 vueltas contra el Licey, en el estadio Julián Javier.

Las 34 carreras representan un récord para el béisbol local, superando las 27 carreras que se produjeron en un partido entre las Aguilas Cibaeñas y el Licey esta misma temporada.

Wilson Valdez y Brayan Peña empujaron dos vueltas cada uno por los ganadores, que ahora tienen un juego de ventaja sobre el Licey en la primera posición del torneo dominicano.

El intermedista Ronnie Belliard disparó un cuadrangular con las bases llenas y Anderson Hernández bateó de 4-4, con dos anotadas y tres impulsadas, mientras que Jake Fox ligó de 5-2, con tres remolques.

La victoria fue para Francisco Cruceta (4-0) quien lanzó una entrada y un tercio solo aceptó un hit y abanicó dos de los contrarios.

El abridor del Licey, José Mercedes fue castigado sin misericordia, tolerando siete carreras en una recortada labor de apenas dos entradas y un tercio aunque salió sin decisión por la respuesta de sus compañeros.

La derrota fue para Víctor Marte (1-1), luego de trabajar dos tercios de entrada y aceptar dos indiscutibles y dos carreras.

Las claves

1. Bateo de Cruz

Nelson Cruz conectó cuatro indiscutibles e impulsó diez de las 21 carreras de los Gigantes.

2.  Mal pitcheo

 Desde la primera entrada se vio que al pitcheo de los Tigres se les haría muy difícil aguantar la ofensiva de los Gigantes, que ha avasallado al Licey con 36 carreras en dos días.

El protagonista

Nelson Cruz, jardinero

Destacado.  El hombre fuerte de los Gigantes del Cibao impulsó diez anotaciones, una marca, en el histórico partido de ofensiva de anoche.