Los Gigantes detienen racha ganadora de las Estrellas Orientales

30_11_2015 HOY_LUNES_301115_ Deportes5 B

SAN FRANCISCO DE MACORIS.-El derecho Adrián Salcedo tiró seis solidas entradas -guiando a los Gigantes del Cibao a una apretada victoria de 2-0 sobre los Estrellas Orientales, para posicionarse en el cuarto lugar del torneo de béisbol profesional dominicano, donde se disputa la copa Banco BHD León.

Salcedo enfrentó a 21 bateadores en seis episodios completos, permitiendo dos incogibles sin carreras, y ponchó cuatro bateadores para colocar su record en tres victorias y una derrota.

Salcedo fue respaldado por su compañero Joan Gregorio, quien tiró dos entradas completas sin permitir hit, ni carreras y ponchando tres contrarios.

El derecho Ramón Ramírez se adjudicó su séptimo juego salvado del torneo tras medirse a cuatro bateadores, otorgando un boleto y ponchó a dos.
El serpentinero derrotado fue el relevista Jailen Peguero, a quien le fabricaron las dos carreras del encuentro.

Peguero sustituyó al debutante Eric Berger, quien permitió dos imparables en las cuatro entradas en se limitó su labor desde el montículo.

Con su triunfo, los Gigantes subieron al cuarto lugar con foja de 16-18 mientras que las Estrellas, que tenía seis triunfos al hilo, pusieron su foja en 19-14.

Los Gigantes anotaron dos carreras en la quinta entrada, iniciado el episodio Robinson Díaz quien recibió pelotazo, Wilson Betemit se embasó por error del intermedista, avanzado Díaz hasta tercera, Moisés Sierra bateó para doble matanza por la combinación 4-6-3, anotando Díaz, Carlos Paulino ligó hit al prado derecho, Alexi Casilla conectó sencillo al left, Casilla se estafó la segunda y en tiro del receptor a la intermedia anotó Paulino.

ZOOM

Ofensiva de los Gigantes

Por los Gigantes se destacaron a la ofensiva Carlos Paulino, Moisés Sierra, Garabez Rosa, Hanser Alberto y Alexi Casilla, con un inatrapable cada uno.

Por las Estrellas

Por las Estrellas sobresalieron al madero Audy Ciriaco y Ryan Casteel, quienes dispararon un sencillo cada uno.