Los Grammy Latino reparten su amor entre Draco Rosa, Carlos Vives y Marc Anthony

LAS VEGAS, Estados Unidos. AFP. Tras sobrevivir un cáncer, el exMenudo Draco Rosa ganó gracias a su disco “Vida” el Grammy Latino a Álbum del Año el jueves en Las Vegas, donde también también triunfaron Carlos Vives y Marc Anthony con trofeos a Canción del Año y Grabación del Año.

En una salomónica ceremonia, muy repartida luego de que el año pasado la Academia Latina de la Grabación de Estados Unidos ampliara de cinco a diez los postulantes a las categorías principales, triunfaron con tres gramófonos dorados el colombiano Carlos Vives y el productor neoyorquino de Marc Anthony, Sergio George, nombrado entre otros Productor del Año.

Recibieron dos premios la cantante pop mexicana Natalia Lafourcade, la banda de electrotango argentino-uruguaya Bajofondo y el productor de Alejandro Sanz, Julio Reyes Copello.

En tanto, el propio Sanz, el dúo urbano argentino Illya Kuryaki y los roqueros venezolanos de La Vida Bohème, entre otros, se conformaron con un solo trofeo. De su lado, la cantautora guatemalteca Gaby Moreno fue la Mejor nueva artista gracias a su primera producción en español, “Postales”, el tercero de sus discos.

Draco Rosa, autor del hit de Ricky Martin “Livin’ la Vida Loca”, se llevó el gramófono a Álbum del Año gracias a “Vida”, un disco de dúos con grandes estrellas de la música que el puertorriqueño lanzó este año como símbolo de su retorno a la escena musical, tras vencer un cáncer cerca del hígado el año pasado.

“Este Grammy se lo dedico a la vida, al privilegio de estar vivo, de poder reír y llorar, de estar compartiendo con mi familia”, dijo Rosa a periodistas tras recibir el galardón.

El salsero Marc Anthony obtuvo Grabación del Año por la entusiasta canción “Vivir mi vida”: “Esto significa para mí más que nunca”, dijo el cantante al recibir el galardón. “Porque estoy viviendo un momento muy especial y la letra de ‘Vivir mi vida’ lo dice todo”.

El colombiano Carlos Vives se llevó tres trofeos de las cinco categorías a las que aspiraba: Canción del año y Mejor canción tropical por “Volví a nacer” y Mejor álbum de fusión tropical por “Corazón profundo”.

“Tengo muchas deudas sentimentales”, dijo a la prensa. “Quiero compartir estos premios con la nueva generación de músicos colombianos y con la generación que llegó antes de nosotros”. En uno de los momentos emotivos de la noche, el español Miguel Bosé recibió el trofeo de Persona del Año, de manos de Ricky Martin.

“Es un premio muy completo”, dijo Bosé, “porque premia al nombre y apellido; a la carrera y al ciudadano que se compromete con las causas”. El cantautor español se lució en el escenario junto a la italiana Laura Pausini al interpretar el romántico “Te Amaré”, antes de formar memorables duetos con Juanes y Ricky Martin y ofrecer su tema insignia en un solo de “Amante bandido”.

“Venimos en paz”. Los Illya Kuryaki se llevaron sólo uno de los cinco trofeos que buscaban: Mejor canción urbana por “Ula Ula”.

“Illya estuvo separado por 10 años, así que estamos muy contentos de haber vuelto. ¡Aguante la música!”, dijo uno de sus miembros, Dante Spinetta, al agradecer el trofeo.

Natalia Lafourcade se llevó dos de los tres premios a los que aspiraba, Mejor álbum de música alternativa y Mejor video musical largo por su disco “Mujer divina”, un homenaje al legendario cantautor mexicano Agustín Lara.

Este tributo “ha sido de los retos más hermosos que me ha tocado”, dijo la cantante pop. “Quería explorar algo diferente en mi manera de cantar e interpretar y ser artista, pero no sabía lo complicado que me iba a resultar”, bromeó.

En tanto, Bajofondo ganó dos de los tres premios Grammy Latino a los que estaba nominado: Mejor álbum instrumental por “Presente” y Mejor canción alternativa por “Pena en mi corazón”.

“Bajofondo camina por un canal principal, que no es el mainstream, pero lleva diez años haciendo música. Hemos desarrollado nuestro propio estilo musical y creo que el reconocimiento de la Academia tiene que ver con un reconocimiento a la parte artística”, dijo su líder, el uruguayo Juan Campodónico, a periodistas.

Los miembros de La Vida Bohème, ganadores del premio a Mejor Álbum de Rock por “Será”, llegaron vestidos con el característico traje venezolano liqui-liqui, pero de color negro en lugar del tradicional blanco, y con las caras manchadas de goma negra simulando derrames petroleros.

“Venimos en paz y traemos petróleo”, dijo el líder de la banda, Henry D’Arthenay, refiriéndose al primer producto de exportación de Venezuela y a sus dificultades económicas. “Esto tiene que ver con el luto, con el petróleo, con las manchas internas”.

La 14a entrega de los Premios Grammy Latino, en el hotel Mandalay en Las Vegas (Nevada, oeste), careció de alfombra roja debido a una lluvia insólita en la desértica ciudad del pecado.