Los grandes aportes de la psicología del deporte

Entre las ciencias aplicadas al deporte en el mundo actual, la psicología es una de las que ha hecho mayores aportes para el gran avance que ha experimentado este atractivo gesto humano. La psicología del deporte está considerada todavía una disciplina relativamente joven, que ha contribuido a mejorar el rendimiento de los atletas de élite, y en tiempos más recientes, también ha favorecido a las personas que participan en programas de la dinámica recreativa y de salud. Aunque sus prolegómenos vienen desde las primeras décadas del siglo XX, su reconocimiento oficial ocurrió en 1965 con la celebración en Roma del Primer Congreso Mundial de Psicología del Deporte.
La psicología del deporte surgió, básicamente, de la demanda de conocimientos psicológicos por parte de los profesionales de la educación física y de las necesidades de los deportistas de alta competición; eran pocos los psicólogos que consideraban el deporte como un ámbito nuevo de investigación y aplicación.
En la obra del español Antonio Hernández Mendo, Psicología del Deporte (Fundamentos), publicada por la Editorial Deportiva, S.L. con la colaboración de especialistas, el volumen 1 está dividido en cuatro etapas: las raíces de la psicología del deporte en la psicología experimental; los antecedentes inmediatos de la psicología del deporte; el nacimiento de la psicología aplicada al deporte; el reconocimiento oficial de la psicología del deporte como un nuevo ámbito de aplicación de la psicología.
Sobre la primera, se considera a Norman Triplett como el autor del primer trabajo que unió el deporte y la psicología. Triplett observó que los ciclistas en diferentes pruebas de la temporada, se desplazaban más rápido cuando competían con otros corredores, que cuando participaban en una carrera solos. Para comprobar su hipótesis diseñó un experimento de laboratorio con niños que consistía en enrollar un carrete de hilo de pescar. Quedó demostrado que la presencia física de otro competidor que interviene simultáneamente en la competición, “sirve para liberar la energía latente que no está disponible habitualmente.”
La segunda etapa se inicia tras la primera guerra mundial, teniendo como escenario los institutos de educación física de Europa, donde se comienzan a impartir cursos. Sobresale un grupo de psicólogos de Leipzig y Berlín. Se inaugura un periodo en que la psicología dialéctica es la psicología autorizada. Esta visión llevó a que los psicólogos del deporte se concentraran en las competiciones. De esta forma la URSS se colocó a la vanguardia como disciplina autónoma.
Coleman Griffith fue el primer psicólogo que de manera institucional, comienza a impartir docencia sobre psicología del deporte. Antes de 1925, esta incipiente materia no estaba considerada como un área de real estudio. En la Universidad de Illinois se creó el primer programa de investigación de psicología del deporte en Estados Unidos.
La tercera etapa se refiere al nacimiento de la psicología aplicada al deporte. En América del Norte se comienza a impartir docencia con la inclusión de aspectos psicológicos del ejercicio y el deporte, mientras el deporte adquiere relevancia a través de la televisión. La lucha entre las naciones obliga a utilizar los beneficios de las ciencias para el éxito de los atletas.
En la URSS y en las naciones de la Europa del Este la psicología del deporte se institucionaliza y se centra en el estudio y la preparación de los deportistas de alto rendimiento.
La cuarta etapa, se refiere al reconocimiento oficial de la psicología del deporte como un nuevo ámbito de aplicación de la psicología (1965-1979). Se realizan importantes cónclaves y organismos sobre ese campo, como El Congreso de Roma, la International Society of Sport Psychology y la Asociación Norteamericana de Psicología del Deporte.
Finalmente, los especialistas de última generación, y en lo que va del presente siglo, principalmente los estadounidenses y de Europa Occidental, coinciden en que la consolidación de la psicología del deporte no puede comprenderse sin analizar la gran influencia que la psicología social ha ejercido en el ámbito del deporte y el ejercicio.