Los grandes buscan salidas

Los jefes de Estado de los principales países avanzados y en desarrollo se reunieron ayer en Washington para reformar un sistema financiero en crisis, mientras su anfitrión, el presidente estadounidense George W. Bush, insistió en que la culpa no es del capitalismo.   Bush abrió el encuentro en el Comedor de Estado de la Casa Blanca con una llamada a la cooperación ante los miembros del G-20 más España, Holanda y la República Checa. Dijo que si todos “colaboramos” podemos restablecer la economía mundial al camino de la prosperidad.

WASHINGTON. Agencias. Los líderes de 21 potencias industrializadas y emergentes iniciaron anoche una histórica cumbre en Washington para dar respuestas a la crisis mundial, mientras la Eurozona confirmó su entrada en recesión.

 La Unión Europea anunció que los 15 países de la Eurozona están en recesión por primera vez desde la creación de este espacio monetario en 1999, con una contracción de 0,2% en el tercer trimestre tras una desaceleración similar en el trimestre anterior.

 La economía de los 27 países de la Unión Europea (UE, entre los que figuran los 15 de la Eurozona) se contrajo un 0,2% en el tercer trimestre, escapando a la recesión sólo porque el crecimiento del segundo trimestre fue cero y no negativo.

 Una recesión se define como dos trimestres consecutivos de contracción del PIB.  En este sombrío contexto, la presión es cada vez mayor sobre el G20, que buscará “sentar las bases para hacer reformas que impidan crisis similares en el futuro”, según dijo el jueves el presidente estadounidense saliente George W. Bush.

 Pero Bush termina su mandato el 20 de enero y no puede asumir compromisos firmes en nombre del presidente electo Barack Obama.  “No podemos esperar un milagro de esta cumbre”, estimó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en una entrevista con un diario alemán.

 Será “el comienzo de un proceso que creará un programa finalizado en 100 días”, pronosticó.

Brasil insistirá en la “importancia de relanzar la economía mundial de forma coordinada”.