Los hombres son los consumidores más entusiastas en Estados Unidos

Washington(EFE).- Los compradores en Estados Unidos empezaron con entusiasmo la temporada de mayor consumo de fin de año, en especial los hombres, que han gastado más que las mujeres, según los informes de analistas y asociaciones comerciales.

Tradicionalmente, la temporada de compras comienza el último viernes de noviembre, pero en años recientes el creciente mercado por internet tiene su jornada mayor el lunes siguiente.

Más de 140 millones de personas hicieron compras en ese fin de semana y gastaron un promedio de 36,15 dólares, 18,9 por ciento más que en las mismas fechas del año pasado, según la Federación Nacional de Minoristas (FNM).

En el “lunes cibernético” las tiendas que venden por internet recibieron más de 2,1 millones de visitantes por minuto, lo cual representó un incremento del 19 por ciento en relación con el año anterior.

El comercio por internet atrajo este fin de semana al 23 por ciento de los compradores.

El año pasado, el “lunes cibernético” fue el segundo día de más actividad en el comercio virtual de todo el 2005 y solo lo superó el 12 de diciembre, cuando los comerciantes ofrecieron flete gratuito de los artículos vendidos.

Este gasto se produce a pesar de que el salario mínimo sigue estancado, y del bajón en el mercado inmobiliario que ha visto una disminución de ventas del 11 por ciento y una caída del 3,5 por ciento de los precios de las casas en un año.

De acuerdo con la FNM, durante el pasado fin de semana los hombres gastaron el 38 por ciento de promedio más que las consumidoras.

El gasto promedio de los hombres que hicieron compras entre el viernes y el lunes pasados fue de 420,37 dólares, comparado con 304,30 dólares de promedio entre las mujeres.

Casi cuatro de cada 10 hombres en las tiendas -reales o virtuales- compraron equipos electrónicos, y la mitad de ellos optó por libros, discos compactos, vídeo-discos o juegos de vídeo.

Por primera vez este año muchas tiendas minoristas abrieron sus puertas en el primer minuto del viernes en lugar de mediada la madrugada. Esto atrajo a los hombres, y a la gente joven, a la compra antes del amanecer.

La encuesta hecha por FNM entre 3.090 compradores constató que los hombres están más dispuestos a esperar en fila que las mujeres, y por eso el 17,3 por ciento de los clientes masculinos llegó a las tiendas antes de las cuatro de la mañana del viernes, comparado con el ocho por ciento de las clientas.

Ellen Davis, de la FNM, comentó que los hombres, en su mayoría, no van a los centros comerciales en el “viernes negro” después del Día de Acción de Gracias.

Así se le llama a ese día porque los comercios hacen en esta temporada entre el 20 y el 40 por ciento de sus ventas y muchos de ellos pasan de “rojo” (pérdidas) a “negro” (ganancias) en estos días.

La FNM calcula que en esta temporada de compras las ventas alcanzarán un valor de 457.400 millones de dólares, cinco por ciento más que en la temporada del 2005.

En términos de dólares la compra promedio de cada consumidor este año fue casi nueve por ciento más elevada que un año atrás, indicó Wayne Best, vicepresidente de Visa USA, que rastrea las compras hechas con sus tarjetas de crédito.

Con tanta buena noticia para una economía donde el gasto de los consumidores representa casi el 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), hubo una nota negativa: WalMart, la mayor cadena mundial de tiendas minoristas tuvo una disminución en sus ventas.

Es tan sólo la segunda vez en 27 años que WalMart ha tenido una caída en sus ventas, y ocurrió a pesar del programa, muy publicitado, que ofrece algunos medicamentos por apenas cuatro dólares en 38 estados.