¿Los implantes dentales evitan la enfermedad periodontal?

Los pacientes con implantes dentales deben llevar una cuidadosa rutina de higiene oral.

La enfermedad periodontal afecta todos los tejidos que rodean las piezas dentarias; en su inicio solo las encías, pero luego también los ligamentos y el hueso.
Si no es atendida a tiempo y correctamente termina con la pérdida de los dientes afectados.
La ausencia dentaria cada día es menor gracias a la educación en materia de salud oral que reciben los pacientes, así como la existencia de productos de higiene oral en el mercado de excelente calidad y profesionales capacitados y apoyados de alta tecnología; sin embargo siempre hay dientes que reponer y sin lugar a duda los implantes dentales son una opción privilegiada.

Pocas condiciones contraindican la colocación de un implante dental; la presencia de algunas enfermedades o trastornos sistémicos, tales como: diabetes descontrolada, descontrol de la glándula tiroides u otras relacionadas directamente con la personalidad del paciente y la responsabilidad que asuma con el tratamiento. Hay pacientes merecedores y otros no de cualquier procedimiento, mucho más de un implante dental.

Un individuo que no siga las indicaciones de su odontólogo, que no asista a sus citas o sea descuidado con su higiene oral, entre otras cosas, no es candidato para un implante dental si no cambia esas conductas.

Luego de colocado en boca, el implante dental debe ser cuidado con igual o más esmero que el resto de las piezas dentarias. Después de haber sido colocado por un profesional de la salud oral competente que le dará un estricto seguimiento con los controles, la gran responsabilidad cae en los hombros del paciente.

Así mismo los dientes que no son higienizados correctamente padecen de periodontitis. Si el implante y el tejido de alrededor no están libres de microoganismos patógenos, se desarrollará la enfermedad periodontal.
Como están relacionadas con un implante, se conocen como enfermedades peri implantarias, con la misma consecuencia que si fuera sus dientes; la única diferencia es que en vez afecta los implantes dentales.

Tan pronto sean colocados los implantes, su odontólogo, que debe ser un especialista en el área, le dará las indicaciones a seguir: enjuague antibacterial, cepillo suave, crema dental de acción antibacterial de larga duración, uso de hilo y cepillo interdental.

El tabaco no solo afecta su salud oral, también a los implantes dentales. Deje de fumar.
El primer día debe llevar una dieta suave y seguir al pie de la letra las indicaciones del odontólogo.
Un implante dental regala la oportunidad de una tercera dentición. Cuídelo.