Los médicos en guerra

Los médicos en guerra

Eusebio Rivera Almodóvar

No hay otra forma de calificar el enfrentamiento del Colegio Médico Dominicano con las compañías aseguradoras, prestadoras de servicios y administradoras de fondos, de salud y pensiones que, amparados en la sancochada Ley 87-01 de Seguridad Social, se han estado sirviendo con la cuchara grande sin ceder un poco a los sostenedores del sistema por 20 años.

Puede leer: El que paga los dos pesos

Los dueños o beneficiarios del gran volumen de fondos que aportan los afiliados, argumentan que la suspensión de servicios por los médicos perjudica a la población olvidando que sus beneficios y acumulación de un volumen de fondos sorprendente y ofensivo a los ojos de la ciudadanía, es un golpe directo a la economía nacional, contrario a la práctica del gremio médico, que nunca dejó sin atención de urgencia a los pacientes, a menos que fueran militarizados los centros de atención pública donde los médicos hacían sus protestas.

Los pacientes asegurados tienen suficientes alternativas para recibir atención médica, comenzando por los hospitales públicos y la protección de reglamentos que obligan a dar servicios a todas las emergencias.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas