Los negociadores de Estados Unidos y China están a punto de firmar acuerdo

Washington (United States), 12/12/2019.- US President Donald J. Trump speaks at a White House summit on child care and paid family leave in the Eisenhower Executive Office Building in Washington, DC, USA, 12 December 2019. As the president spoke, the House Judiciary Committee prepared to vote on two articles of impeachment against him. (Estados Unidos) EFE/EPA/JIM LO SCALZO
Washington (United States), 12/12/2019.- US President Donald J. Trump speaks at a White House summit on child care and paid family leave in the Eisenhower Executive Office Building in Washington, DC, USA, 12 December 2019. As the president spoke, the House Judiciary Committee prepared to vote on two articles of impeachment against him. (Estados Unidos) EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Los negociadores de Estados Unidos y China lograron ayer blindar los términos para culminar la Fase 1 del acuerdo comercial tras las intensas negociaciones que comenzaron a comienzos de octubre.
Antes de que los medios estadounidenses adelantasen la noticia poco más de una hora antes del cierre de la sesión del mercado bursátil estadounidense, el presidente de EEUU, Donald Trump, reanimó el brío del mercado asegurando en 72 caracteres que la negociaciones prosperaban. “Acercándonos mucho a un gran trato con China”, tuiteó el republicano. “Ellos lo quieren y nosotros también”, aclaró. Un mensaje que inmediatamente devolvió la vida a la renta variable patria con los principales indicadores recuperando nuevos máximos a golpe de tuit. Previamente, múltiples medios de comunicación como el Wall Street Journal, Bloomberg y la CNBC adelantaron las conclusiones de la misma citando fuentes conocedoras de la situación. De acuerdo a lo revelado, la administración Trump cancelará los aranceles del 15% previstos para el próximo 15 de diciembre sobre productos de consumo chinos por valor aproximado de 160.000 millones de dólares. Una decisión que no solo elimina la presión y la necesidad de completar un acuerdo antes del domingo sino que también garantiza que los gravámenes no aguarán la temporada de rebajas al sector minorista.
Pero la decisión clave se centró en los aranceles impuestos hasta la fecha sobre bienes chinos por valor de 360.000 millones de dólares. Washington reduciría los gravámenes a cambio de que Pekín compre a EE. UU y refuerce chos de propiedad intelectual.