Los objetivos nacionales

El examen de la realidad nacional en todos los aspectos amerita que los dominicanos nos hagamos un planteamiento para rediseñar el país. Este planteamiento conlleva un mensaje solidario para el pueblo haitiano que vive análoga situación de subdesarrollo y que comparte con nosotros el propósito de recuperar la razón de ser de todos los Estados, que es, la promoción del ser humano, el desarrollo material, social y el bienestar de las grandes mayorías. Esa es la única y verdadera redención de los pueblos.

El modelo debe plantear, a mi entender, un esquema de acción con un objetivo general y cuatro (4) objetivos nacionales específicos para lograrlos a través de políticas, estrategias y líneas de acción efectivas. El objetivo nacional principal que debemos buscar es que para el año 2020, los dominicanos contemos con una formación básica y un nivel mínimo de vida digna, es decir, con las principales necesidades básicas cubiertas, tales como, comida, ropa, techo, salud, educación, seguridad física, emocional y espiritual. Sentir que pertenecemos y somos parte de algo, es decir sentir orgullo de ser dominicanos. Posibilidad de participación de todos en el progreso y en el mejoramiento de la calidad de la vida. La creación de riqueza mediante la utilización racional de nuestros recursos mineros y naturales. Lograr mayor productividad con calidad y competitividad internacional que asegure el constante desarrollo nacional.

Las políticas propuestas se deben centrar en la identidad nacional y en la formación de la gente para el desarrollo. También hay que pagarle al pueblo la deuda social acumulada de años. Concentremos en crear las oportunidades económicas para todos. En lograr una economía dinámica. En tener un estado de derecho democrático con una justicia totalmente independiente donde no exista la impunidad y el crimen tenga castigo haciéndole pagar su pena.

Para ejecutar estas políticas se necesitan estrategias y según mis cálculos, 168 acciones que recaen sobre la reafirmación de la dominicanidad y la valorización del patrimonio cultural. Necesitamos enseñar de nuevo los valores cívicos y morales. Mantener la educación primaria y secundaria obligatoria. Fomentar la ciencia y la tecnología. Fomentar una cultura de protección al medio ambiente, comenzando desde abajo en la escuela primaria. Combatir y reducir la pobreza por ser esta el enemigo No. 1 de la ecología y el medio ambiente. Lograr más eficiencia en la política del gasto social. Disfrutar de buena salud. Tener una vivienda higiénica. La activación de la producción y de los ejes del crecimiento económico, la productividad, la calidad y la competitividad. Lograr más fuente de trabajo remunerador y estable. Lograr estabilidad económica. Proteger la integridad territorial, los recursos naturales y el medio ambiente.

Solo así podrán nuestros hijos mirar hacia el futuro con esperanza. Solo así dejaremos de ser simplemente un pueblo y nos convertiremos en una nación con una causa común y un proyecto hacia el futuro, con definidos objetivos nacionales.