Los ojos de la RD sobre el Clásico Mundial de Béisbol

Mientras más se acerca la realización del Clásico Mundial de Béisbol, los ojos, los oídos y el corazón de la República Dominicana se preparan para entregarse por completo en respaldo del campeón defensor en el marco de la cuarta versión del magno acontecimiento que arranca el 9 de marzo, en lo que se proyecta como una obstinada lucha sin cuartel entre 16 rivales dispuestos a ofrendar sus mejores energías para alzarse con el cetro.
El deporte dominicano se vistió de gloria en la pasada versión del 2013, cuando el equipo criollo conquistó el título invicto con ocho victorias, considerado por muchos como la principal hazaña en los anales de nuestra participación en eventos internacionales, en la disciplina más tradicional del país y de mayor prestigio en el exterior, gracias a las estelares actuaciones de los peloteros quisqueyanos en las Grandes Ligas.
Las posibilidades del conjunto de la enseña tricolor de retener la corona son excelentes si tomamos en cuenta la autorizada opinión de Moisés Alou, ex astro del “big show” y gerente general del seleccionado, en el sentido de que contaremos con la mejor escuadra que hemos presentado en las distintas ediciones del Clásico, aunque hay que reconocer contendores de mucho peligro como son los representativos de los Estados Unidos, Japón, Venezuela, Corea del Sur, Cuba, Puerto Rico, Holanda y Canadá.
El impresionante roster del conjunto dominicano está integrado por una constelación de figuras de extraordinaria calidad y potencial que sobresalen en los distintos equipos de las mayores. Conforme a las opiniones de los analistas el equipo exhibe gran solidez en la ofensiva, la defensa y pitcheo, tres aspectos esenciales que lo definen como un hueso duro de roer.
La casa de poder presenta toleteros del calibre de Robinson Canó, Nelson Cruz, José Bautista, Adrian Beltré, Hanley Ramírez, Jean Segura, Starling Marte, Carlos Santana, Manny Machado, Gregory Polanco, Jonathan Villar, así como los estelares lanzadores abridores, Johnny Cueto, Carlos Martínez, Edison Vólquez y Willy Peralta. El relevo lo integran Dellin Betances, Fernando Rodney, Santiago Casilla, Alex Colomé, Bartolo Colón, Jumbo Díaz, Jeurys Familia. La rapidez en las bases estará encabezada por José Reyes y Jonathan Villar.
Un aspecto que se debe resaltar es la campaña de promoción sin precedentes del Gobierno Central a través de la actual gestión del Ministerio de Deportes, organismo que ha garantizado un sólido apoyo financiero, tecnológico y logístico en coordinación con la Federación Dominicana de Béisbol (FEDOBE) y la Gerencia General del equipo, así como una efectiva labor a través de las diversas redes sociales y medios de comunicación, para incentivar a la población para que apoye masivamente al combinado nacional. MIDEREC ha establecido acuerdos para la ampliación de la transmisión de los Juegos del Clásico como el logrado con el canal CDN y otras emisoras radiales.
El programa de promoción también incluye varios videos a la semana sobre el pasado Clásico Mundial conquistado por la República Dominicana y vallas colocadas por la cartera deportiva en distintos puntos estratégicos, sobre el próximo torneo que se efectuará en distintas localidades en rondas por grupo en Seúl, Corea del Sur; Tokio, Japón; San Diego, Estados Unidos; Miami, Jalisco, México; la semifinal y final se realizarán en el Dodger Stadium de Los Angeles. En la primera ronda el equipo dominicano estará en el Grupo C, que además integran Canadá, Colombia y Estados Unidos, se jugará en el Marlins Park del 9 al 13 de marzo.
La atención especial de las presentes autoridades de la agencia deportiva oficial a favor del Clásico, ha coincidido con el impulso de uno de los principales ejes de su Plan Estratégico Institucional 2017-2020: El Deporte como Marca País, cuya fecha de montaje le ha caído como anillo al dedo, en esta primera etapa de gestión, teniendo como estandarte nuestro deporte rey, que está motivado como nunca antes para revalidar su “premierato”.