LOS ÓSCAR vuelven a tomar color

20_02_2017 HOY_LUNES_200217_ ¡Alegría!1 D

“Menuda diferencia respecto al año pasado”, expresaba con aire de alivio la presidenta de la Academia de Hollywood, Cheryl Boone Isaacs el pasado 6 de febrero en el tradicional almuerzo que la institución cinematográfica organizaba a los nominados de la 89 edición de los Premios Óscar.
El sentir de Boone Isaacs, la primera presidenta afroamericana de la Academia, veinte días antes de la entrega de las estatuillas, dejaba a las claras que la experiencia vivida en las dos últimas ediciones no fue buena para la industria del cine.
“Hemos conseguido un progreso real y estoy segura de que va a continuar en el futuro. Queremos ser diversos y liderar con el ejemplo. Nos hemos convertido en agentes del cambio”, añadía la presidenta, contenta por la cantidad de artistas de color nominados en esta ocasión, y no sólo en las categorías de actores, sino también en puestos técnicos como mejor dirección, fotografía o montaje, algo inusitado hasta ahora.
Hasta diez nominados negros se sentarán el próximo 26 de febrero en el Teatro Dolby, de Hollywood, en espera de ver reconocido su trabajo con un Óscar.

Todos actores, desde Hattie McDaniel, la entrañable “Mammy”, la criada de Scarlett O’Hara (Vivien Leigh), en “Lo que el viento se llevó” (“Gone with the Wind”), en 1940; hasta Lupita Nyong’o, la actriz mexicana que en 2014 recibiera el premio a mejor actriz de reparto por su trabajo en “12 años de esclavitud” (“Twelve Years a Slave”).
Por el camino han destacado nombres como Sidney Poitier, el primer afroamericano en recibir el premio al mejor actor principal, en 1964 por “Los lirios del valle”; Denzel Washington, el actor negro con más estatuillas, dos; o Morgan Freeman, ganador de una tras cinco nominaciones.
Denzel Washington. Con dos Óscar a sus espaldas, vuelve a estar en el quinteto de los mejores intérpretes, esta vez por su trabajo en “Fences”, cinta que también dirige.
Ruth Negga. La historia real de una pareja interracial en Estados Unidos que fue condenada a prisión por contraer matrimonio en la Virginia de los años cincuenta del pasado siglo, es el argumento de “Loving”, película que ha servido a la actriz Ruth Negga para recibir su primera nominación al Óscar.
De ganarlo, Negga tomaría el relevo de Halle Berry, la única mujer negra, hasta ahora, que ha recogido un Óscar en la categoría de actriz principal.
Mahershala Ali. Nominado a mejor actor secundario por su participación en “Moonlight”, Mahershala Alí (Oakland, 1974) está en su gran momento gracias a este trabajo en el que interpreta a un pequeño narcotraficante y a su actuación en “Hidden Figures” (“Figuras ocultas”), otra película de temática negra que aspira al Óscar.
Octavia Spencer, Naomie Harris y Viola Davis. La categoría de mejor actriz de reparto tiene un gran componente afroamericano con la nominación de estas tres intérpretes. En el caso de Octavia Spencer, candidata por su trabajo en “Hidden Figures”.
La gran favorita es Viola Davis, por su actuación en la adaptación cinematográfica de la obra teatral “Fences”. mientras que Naomie Harris está nominada por su actuación en “Moonligth”.
Berry Jenkins. El artífice de “Moonlight”, está nominado a mejor director.
De ganar Jenkins y “Moonlight”, se convertirían en el primer director y la primera película con elenco afroamericano en ganar un Óscar.
Ava Duvernay. Directora, guionista, productora y actriz, la californiana Ava DuVernay no para de recibir reconocimientos por su película documental “13th”, la cual está nominada a la premiación.
Bradford Young y Joi McMillon. Bradford Young está nominado en la categoría de mejor fotografía por su trabajo en en la cinta “Arrival”, mientras Joi McMillo opta por el premio al mejor montaje en colaboración con Nat Sanders por “Moonlight”.