Los Padres…

Pedro René Almonte Mejía.  Instagram y twitter: @pralmonte

Etimológicamente la palabra padre se deriva del hebreo ’av y del latín páter y a su vez se usa con varios sentidos, como son: progenitor, cabeza de familia, originador de una nación y protector.

Las funciones de un padre en la familia están bastante claras, un padre es proveedor, es cabeza, es líder, es protector, es un apoyo, es un abrazo. En ocasiones algunos padres se olvidan de sus funciones y tienden a cambiar su dirección a mitad del camino; cambian el tiempo de calidad con sus hijos por tomarse una “fría” con el amigo, cambian el día de la graduación de sus hijos por una carga extra de trabajo, cambian una comida familiar por una “salida” con la amante de turno y en ocasiones no comprenden su función, a lo que han sido llamados, a ser ejemplo para sus hijos y para la sociedad. No entienden algunos que si no son buenos esposos tampoco serán buenos padres.

Tener un hijo no nos convierte en padres; para ser padre hay que tener ganas de ser padre, hay que esforzarse para ser padre, hay que aprender a ser padre; y lo más importante de todo, para ser padre hay que “Estar”. Una madre te da la vida pero, un padre te enseña a vivirla; te enseña a vivirla con una palabra, con el ejemplo, con el afecto. Un buen padre unifica la familia no la separa, no la destruye.

En una sociedad en la que cada vez la mujer está más empoderada y entiende que “no necesita” a un hombre que le haga la vida más difícil, entonces llegan los divorcios y en casos extremos llegan los feminicidios por la negación de un hombre a verse superado socialmente por una mujer. (Según datos oficiales cada 48 horas muere en nuestro país una mujer a manos de su pareja o ex-pareja)

No quiero despedir estas breves palabras escritas, sin antes felicitar a todos los padres; primero el mío; y al mismo tiempo mencionar esta frase de Frank Abagnale:

“Un hombre de verdad ama a su mujer, y coloca a su familia como lo más importante en la vida. Nada le ha traído más paz y contenido a mi vida que ser un buen esposo y un buen padre”.