Los pilotos franceses fugados llegaron a Francia con cédula

19_11_2015 HOY_JUEVES_191115_ El País11 A

Los pilotos franceses que escaparon del país en octubre pasado para no cumplir con una condena de 20 años por narcotráfico, entraron a Francia con su cédula, porque llegaron en barco a Martinica, un territorio francés de ultramar.

Ese detalle fue expuesto por José Gómez, embajador de Francia en el país, quien explicó que desde ese territorio no se necesita pasaporte para ingresar a Francia.
El Ministerio Público dominicano les incautó los pasaportes a Pascal Fauret y Bruno Odos, tras su detención en el aeropuerto de Punta Cana, en marzo de 2013, de donde pretendían salir hacia Francia en un avión que tenía en su interior 700 kilos de cocaína.

En ese contexto Gómez reiteró que el Gobierno francés nada tuvo que ver con la fuga de los extranjeros, que fueron apresados junto con Alain Castany y Nicolas Pisapia, quienes están en República Dominicana a la espera de un recurso de apelación a la condena.

Los pilotos pudieron huir del país por la ayuda y coordinación del eurodiputado Aymeric Chauprade, que formaba parte del partido ultraderechista Frente Nacional.
El diplomático también defendió la posición de su Gobierno con relación a la negativa de extraditar hacia el país a los pilotos.

Al argumentar que el Código de Procedimiento Penal prohíbe la extradición de los ciudadanos franceses, no importa el delito que cometan en otro territorio, dijo que tienen que ser juzgados en Francia.

“Si la autoridad donde se produjo el crimen le tramita a la justicia francesa los elementos de la acusación, entonces pueden ser sometidos a un juicio en Francia, porque desde el siglo XIX Francia no extradita a sus ciudadanos”, expresó.

Gómez expresó que los pilotos permanecen en prisión, debido a una investigación abierta por una red de narcotráfico que es dirigida por Alí Bucharet, alias Daryan, que es un prófugo de la justicia.

El diplomático dijo que otro miembro de esa red, conocido como Maurice, estuvo en República Dominicana y también es perseguido por las autoridades francesas.
“Entonces todo ese asunto está enmarcado en un asunto más amplio, es un tráfico internacional de drogas. “Se están investigando tres vuelos, el frustrado Punta Cana-Saint Tropez, en marzo de 2013; Puerto Plata-Saint Tropez en diciembre de 2012, y Quito, Saint-Tropez en 2013”.

Al ofrecer esos detalles dijo que se trata de una red internacional de narcotraficantes, por lo que es absurdo ayudar a los pilotos a que huyan y después meterlos en la cárcel.