Los piques de Abinader en su primer año de Gobierno

Los piques de Abinader en su primer año de Gobierno

A juzgar por lo que se ha visto previo a ser presidente de la República y durante su primer año de gestión, que se cumple este mes de agosto, Luis Abinader es una persona ecuánime, pero se ha encontrado con algunos temas en los que ha tenido que poner algunos puntos claros, razón por la cual ha expresado descontento e incomodidad públicamente.

Al asumir un mandato en medio de una crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus, el jefe de Estado se ha enfrentado a problemas nacionales e internacionales que lo han llevado a responder de manera categórica en algunas ocasiones.

La reelección

De los “piques” que no ha ocultado Abinader, por el tema de la reelección fue uno, cuando a mediados de abril le preguntaron sobre la posibilidad de que él vuelva a candidatearse para las elecciones generales del año 2024.

“Lo primero es que no hay una discusión en el PRM (Partido Revolucionario Moderno) sobre eso, y en la reunión que sostuvimos nosotros el pasado domingo eso ni siquiera se mencionó (…) Le estoy enviando una carta al presidente del partido para que ese tema no se toque en ninguna de las reuniones del partido. Eso en su momento se discutirá. Pero es una irresponsabilidad para este país nosotros estar hablando de reelección con apenas ocho meses que llegamos al Gobierno, con una crisis y una pandemia”, dijo Abinader visiblemente airado durante una visita en la provincia Sánchez Ramírez.

Los escándalos del primer año del PRM en el poder

El primer mandatario dejó bien en claro que, por el momento, no hay debates ni discusiones respecto a si él se reelegirá para las elecciones del año 2024, por lo que agotó cerca de cinco minutos sólo respondiendo los cuestionamientos de la prensa sobre el particular en una participación en un programa radial en dicha provincia.

Asesinato a pareja de evangélicos

Previo a eso, Abinader reaccionó incómodo desde el Palacio por la muerte de la pareja de evangélicos a manos de policías, en un hecho acaecido en Villa Altagracia.

El Presidente se disponía a agotar parte de la agenda del día y tuvo que interrumpirla para concentrarse en el caso de Elisa Muñoz y Joel Díaz, una pareja de esposos cristianos que fue acribillada cuando se dirigían hacía su hogar luego de salir de un culto.

Con toques en el podio, el presidente de la República dijo: “Con toda la fuerza de mi cargo, puedo trasladar esta familia a la determinación de todo un pueblo y de todo un Gobierno (…) Le puedo asegurar que no voy a tolerar de ninguna manera que nadie esté por encima de la ley ni de que tampoco pueda usarla a su antojo”.

Abogó por una reforma a la Policía

Se refirió, además, a los policías actuantes en el hecho y llamó a la necesidad de una “profunda” reforma de la Policía Nacional.

«Esto no está pa´casa club»

Uno de los episodios donde se vio al primer mandatario visiblemente incómodo y que tuvo gran repercusión en las redes sociales, fue el pasado año en el mes de septiembre durante una visita en San Pedro de Macorís, específicamente en el Hospital Antonio Musa, lugar donde se encontraba supervisando las condiciones en las que trabajaban los médicos de dicho centro de salud.

En ese contexto, un médico se le acercó a Abinader y le imploró por la ayuda de una casa club de los galenos.

Le puede interesar: ¿Abinader cambiará funcionarios este 16 de Agosto?

«Le pedimos por los médicos de nuestra provincia San Pedro de Macorís, tenemos una casa club que queremos con Dios delante contar con el apoyo de usted y del Gobierno para nuestra casa club (…)», aseguró el doctor, a quien el Presidente le respondió que “esto no está pa´ casa club”.

Abinader fue enfático tras la petición del médico: “Hay otras prioridades antes que casa club ahora mismo, hay otras prioridades, nosotros estamos hablando con el Colegio Médico (…), precisó el jefe de Estado sobre la necesidad de atender los problemas de dicho hospital.

Austeridad por la pandemia

Otro de los hechos que fueron poco reseñados en la prensa pero que también incomodaron a Luis Abinader, fue por la cantidad de helicópteros usados por funcionarios de su gobierno para acompañarlos a las visitas de las provincias, lugares en los que, de acuerdo a reportes periodísticos, se llegaron a ver hasta 10 aeronaves, lo que fue condenado por el primer mandatario en momentos en que ha hecho llamados de austeridad a causa de la pandemia.

«Que renuncien hoy los funcionarios que no estén dispuestos a cumplir con el código de ética»

Para Abinader, la importancia del apego al código de ética por parte de sus funcionarios lo dejó ver el a finales del pasado mes de abril, cuando llamó la atención a los de su tren gubernamental y demás funcionarios públicos.

Que renuncien hoy los funcionarios que no estén dispuestos a cumplir con el código de ética”, acotó el mandatario durante un acto en el Palacio Nacional donde se firmó las nuevas normativas que regularían el desempeño de los servidores públicos.

Servidores públicos serán sometidos a Código de Ética

“Mi Gobierno no permitirá ni protegerá ningún atentado contra los principios de eficacia, objetividad, transparencia e igualdad que rigen las acciones de la administración pública, consagradas en el artículo 138 de nuestra Constitución”, advirtió el jefe de Estado.

La niña que murió en atraco en Los Alcarrizos

En otro suceso, cuando mataron a una niña en Los Alcarrizos el pasado 28 de octubre de 2020, Abinader se mostró molesto cuando visitó la casa donde residía la infante que fue muerta durante un atraco a manos de dos individuos que se trasladaban a bordo de una motocicleta.

Al final de su visita en dicha barriada, el jefe de Estado habló con la prensa y aseguró que en su durante su gestión no va a tolerar que hechos como el de la niña Yubelkis Batista sigan sucediendo, e hizo un llamado de advertencia a las personas responsables de ultimar la menor.

A esos delincuentes, que se entreguen, que se entreguen”, dijo Abinader.

El diputado Sadoky Duarte

En diciembre del mismo año, la respuesta enérgica de primer mandatario, que lo llevó hasta dar varios golpes en una mesa, fue el caso del diputado por la provincia Sánchez Ramírez, Sadoky Duarte, el cual fue señalado de agredir físicamente a una agente de la Policía Nacional, Disleidy Heredia, quien participó durante un operativo.

“No hay rango que pueda estar por encima de la ley en este gobierno, eso no lo vamos a permitir”, precisó Abinader al condenar la acción del legislador por el Partido Revolucionario Moderno (PRM).


Abinader se mostró partidario de que la cabo policial Heredia acuda a los tribunales para que someta al congresista, el cual, para entonces, fue suspendido del PRM.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas