Los Piratas aspiran a grandeza en el 2015

d9

Por primera vez en ocho años, Andrew McCutchen tiene el pelo corto. Y por primavera vez en 22 años, los Piratas de Pittsburgh alardean de dos postemporadas consecutivas.

Ahora, los Piratas pretenden que una tercera clasificación a los playoffs no sea tan fugaz. El objetivo apunta a conquistar el banderín de la División Central de la Liga Nacional para no quedar expuestos a un partido de vida o muerte.

El pase a los playoffs de los Piratas obedeció a su sensacional impulso en septiembre, con un récord 17-9. Eso les permitió llevarse el wildcard y dejar fuera de octubre a los Cerveceros de Milwaukee, que fueron la otra cara de la moneda con foja de 9-17 en septiembre tras liderar la Central en los cinco meses previos.

Si quieren bajar a los Cardenales de San Luis del pedestal de la Central, será primordial obtener mejores resultados frente a sus rivales de división.

Mayor margen de error. Para dar el siguiente paso, las contrataciones de los Piratas se destacaron por los rostros conocidos.

En el contrato más rico a un agente libre en su historia, desembolsaron 39 millones de dólares por tres años a Francisco Liriano para que el zurdo dominicano siguiera en el equipo en el que logró revivir su carrera. AJ Burnett, veterano derecho de 38 años, renunció a su opción de 12,75 millones para continuar con los Filis y firmó por 8,5 millones y un año con los Piratas, su equipo entre 2012-13.

A sabiendas que no iban a poder retener al estelar receptor Russell Martin, apuraron un canje con los Yanquis de Nueva York para incorporar a Francisco Cervelli.

También invirtieron 16 millones por el siore surcoreano Jung-Ho Kang.